El programa puesto en marcha por el Gobierno regional para el acondicionamiento y mejora de caminos rurales comenzará por la Sierra Norte, “una demostración más de la importancia que para el Gobierno de Emiliano García-Page tiene esta zona de la provincia”, ha afirmado el delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo.

Hoy, lunes 3 de septiembre, comienza a trabajar en La Miñosa una brigada con personal y maquinaria necesaria para el plan de arreglo de caminos en la zona provincial. La próxima semana se incorporará un segundo equipo a la Sierra Norte, específicamente a la zona de El Cardoso, y posteriormente se añadirán otras brigadas a las distintas comarcas. Antes de fin de mes estarán trabajando distribuidas por la provincia un total de siete, de forma coordinada.

El delegado de la Junta en Guadalajara ha explicado que a través de este plan de mejora de caminos rurales el Gobierno regional realizará 310 actuaciones en la provincia de Guadalajara, distribuidas en 285 municipios y 25 EATIM. En total, se arreglarán 209 kilómetros de caminos rurales, en los que se llevarán a cabo acciones tales como la reconstrucción de la capa de rodadura o la limpieza de las cunetas, entre otras. Todas las obras deben estar ejecutadas en el plazo máximo de un año.

Alberto Rojo ha recordado que para llevar a cabo este ambicioso programa, el Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 4,5 millones en la provincia de Guadalajara y ha lamentado que la Diputación de Guadalajara haya sido la única de la región que no se ha sumado a este programa. Así, mientras en el resto de provincias la participación de las diputaciones ha permitido doblar la inversión y destinar 9 millones de euros al arreglo de caminos rurales, en el caso de la provincia de Guadalajara será el Gobierno regional quien realice en solitario la inversión. “Es lamentable e incomprensible la negativa de la Diputación a colaborar en un programa que persigue mejorar la vida del ámbito rural mediante la colaboración institucional”, ha señalado.

El delegado de la Junta en Guadalajara se expresó de esta forma en su participación de la romería del Alto Rey, y en la posterior comida de hermandad entre pueblos. Durante la jornada, Rojo puso de manifiesto la importancia de la celebración, destacando “el espíritu de convivencia y la hermandad entre pueblos como principal seña de identidad”.

Alberto Rojo ha asistido a esta celebración acompañado por otras autoridades, como el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, y otros cargos nacionales, regionales y provinciales.

La romería del Alto Rey se celebra el primer sábado de septiembre y en ella se reúnen los pueblos de Albendiego, Aldeanueva de Atienza, Bustares, El Ordial, Gascueña de Bornova, Las Navas de Jadraque y Prádena de Atienza. Los vecinos y vecinas de estos municipios suben desde Bustares a la cima del Alto Rey, que con sus casi dos mil metros, tiene en su cima la ermita más alta de la provincia.

Además de los actos religiosos, la jornada se completa con un tradicional almuerzo en el que participan vecinos de los siete pueblos, a los que ha acompañado el delegado de la Junta.