Cinco ventajas de contar con un sólido círculo de amistad en el trabajo

La soledad laboral se ha convertido en un problema cada vez más preocupante tanto para los trabajadores como para las empresas. La hiperespecialización de los empleos, el teletrabajo y los proyectos por objetivos han reducido el trabajo en equipo, lo que ha llevado a un aumento de la soledad laboral y a que los empleados se sientan aislados de sus compañeros.

Este fenómeno de la soledad laboral es parte de una tendencia más amplia de crecimiento de la soledad en la sociedad. Cada vez más personas pasan más tiempo solas y tienen menos amigos íntimos. Esto también se traslada al entorno laboral, donde un estudio indica que hasta un 45% de la población española considera que el trabajo es más transaccional y hay menos oportunidades de establecer vínculos con los compañeros.

Como consecuencia de esta creciente soledad en el trabajo, las empresas están experimentando un impacto negativo en el bienestar y el rendimiento de sus empleados. Es por ello que se hace necesario fomentar un entorno laboral inclusivo que promueva la comunicación, la colaboración y brinde las herramientas necesarias para reducir la soledad y promover la salud y el bienestar en el trabajo.

Según Ana Sánchez de Miguel, directora de Recursos Humanos de Cigna Healthcare, “La amistad es un vínculo afectivo que va inherente con el ser humano por lo que muchas veces es inevitable que se creen estos lazos en el entorno laboral, si bien no hay que confundir tener una buena relación con los compañeros de trabajo con ser amigos. El apoyo social, las redes de amistad y los vínculos que generamos con otras personas son fundamentales para nuestro bienestar emocional y físico, la amistad dentro del entorno laboral puede suponer alguna incomodidad por la carga emocional que supone, ya que puede implicar, por ejemplo, una pérdida de objetividad en la toma de decisiones respecto a las personas amigas que redunda en el bien de la compañía. Sin embargo, para favorecer un clima de trabajo agradable que potencie la motivación y la productividad, sí que es esencial contar con una red de apoyo entre compañeros”.

La soledad no deseada es un factor de riesgo para la salud mental, la depresión y otras patologías que pueden afectar el rendimiento y la productividad de los empleados. Además, este problema va en aumento. En España, se estima que el 13,4% de las personas sufren soledad no deseada y que hasta un 22,9% de la población se siente sola durante todo el día, según el Observatorio Estatal de la Soledad No Deseada.

Con motivo del Día Mundial de la Amistad, los expertos de Cigna Healthcare destacan las ventajas de tener un sólido círculo de amistades en el trabajo. Entre estas ventajas se encuentran: el apoyo emocional, que proporciona una red de apoyo emocional en momentos de preocupación o frustración laboral; el potente reductor de estrés, al permitir descansos distendidos y compartir momentos de relajación con otros compañeros; el factor fidelizador y de talento, al aumentar la satisfacción laboral y la conexión con la empresa; la colaboración y el trabajo en equipo, al mejorar la comunicación y la eficiencia en proyectos conjuntos; y el estilo de vida saludable, al fomentar actividades físicas conjuntas y una visión compartida sobre hábitos alimenticios saludables.

En conclusión, la soledad laboral es un grave problema que afecta tanto a los trabajadores como a las empresas. Es fundamental que las empresas promuevan un entorno laboral inclusivo que fomente la comunicación, la colaboración y brinde herramientas para reducir la soledad y promover el bienestar de sus empleados. La amistad en el trabajo puede ser una valiosa herramienta para mejorar el bienestar emocional y físico de los empleados, así como aumentar la productividad y la satisfacción laboral.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×