Castilla-La Mancha volverá a permitir visitas a los centros sociosanitarios de mayores a partir del próximo lunes que se encuentren libres de COVID-19 y en donde ninguna persona residente se encuentre en cuarentena, por haber tenido contacto estrecho con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19 o por presentar síntomas de infección por COVID-19.

Así lo han confirmado esta mañana la directora general de Humanización y Atención Sociosanitaria, Maite Marín, y el director general de Salud Pública, Juan Camacho.

Camacho ha explicado que a lo largo de la pandemia se han tenido que tomar medidas muy duras en el sentido de la humanización en la asistencia sanitaria, recordando que el objetivo principal era “salvar vidas”.

Una vez comprobada la evolución que estaba teniendo la pandemia en Castilla-La Mancha, “llega el momento de levantar ciertas restricciones”, ha asegurado el director general de Salud Pública, solicitando “ser más rigurosos si cabe en las medidas de protección, con uso de las mascarillas, respetando las distancias de separación y extremando las medidas de higiene, ya que el riesgo sigue ahí y nos equivocaríamos si bajáramos la guardia”.

Por su parte, Maite Marín ha explicado que hace unas semanas ya se relajaron estas medidas en los centros para pacientes con discapacidad y con problemas de salud mental, pero no así en las residencias de ancianos, ya que éstas habían estado en el epicentro de la virulencia que ha demostrado la pandemia.

Por eso “el tema de nuevos ingresos y las visitas en estos centros ha tenido que ser controlado de manera muy rigurosa”, ha detallado la directora general de Humanización y Atención Sociosanitaria.

Maite Marín ha explicado también que el próximo lunes el Gobierno de Castilla-La Mancha publicará una resolución autorizando las visitas a residencias de mayores, por la cual cada residente podrá recibir dos visitas semanales de una hora de duración cada una.

La directora general ha matizado que en el caso de residentes encamados, deberá garantizarse el acceso a través de un circuito seguro con el objeto de minimizar las entradas y salidas a zonas comunes.

Los representantes del Gobierno regional han incidido en que deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos.

Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos, como que la persona que acuda a la visita no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección por coronavirus, ni haber estado en contacto estrecho con caso sospechoso o confirmado en los últimos 14 días.

Asimismo, las visitas se concertarán mediante sistema de cita previa, en función de la capacidad organizativa del centro. La concertación de citas no ha de alterar el funcionamiento de los servicios que se prestan en el centro y ha de evitar la formación de aglomeraciones.

Se procurará que las visitas se realicen preferentemente en espacio exterior. En el supuesto de no ser posible, las visitas se desarrollarán en un espacio independiente y habilitado al efecto, cercano a la entrada, minimizando las entradas y salidas a zonas comunes y respetando el aforo máximo de dicha superficie, de tal manera que, la fijación del número máximo de personas dependerá de que pueda garantizarse una distancia interpersonal de un metro y medio.

Durante la visita será obligatorio el uso de medios de protección adecuados tanto por parte del visitante como del residente y se evitará el contacto físico. Para ello el visitante deberá acudir a la visita provisto de medios de protección adecuados.

La directora general de Humanización ha explicado que las personas responsables de los centros, llevarán un registro de visitas en el que se hará constar la identificación de la persona visitada y visitante, con indicación de día y hora, domicilio y teléfonos de contacto del visitante.

En caso de que en el centro social especializado o centros sociosanitario residenciales volvieran a detectarse nuevos casos positivos de COVID-19 deberán suspenderse las visitas.