El Gobierno regional tiende la mano al Ministerio de Educación y Formación Profesional para la derogación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aunque advierte que algunas de las medidas promulgadas por la nueva Ley de Educación tienen que ir acompañadas de un aumento en la financiación, sobre todo en comunidades autónomas como Castilla-La Mancha.

Castilla-La Mancha va a apoyar la nueva Ley de Educación, pero reclama más financiación al Estado para medidas en Educación de 0 a 3 años 1

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, mantuvo, en la mañana de hoy, un encuentro con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaà, en la sede del Ministerio de Educación y Formación Profesional en Madrid, con el objetivo de trabajar, de manera coordinada, en el desarrollo de las políticas educativas que se pondrán en marcha en la nueva legislatura.

En sus declaraciones, Rosa Ana Rodríguez remarcó que “ha sido una reunión cordial, en la que hemos hallado muchos puntos de encuentro, algunos de ellos se refieren a la filosofía de la nueva Ley, referentes a los criterios de igualdad, diversidad, a los derechos de la infancia, a la digitalización o a las mediadas de desarrollo sostenible, tan necesarias para Castilla-La Mancha”.

Además, la consejera de Educación señaló que “en el trascurso de la reunión se ha analizado el contenido pedagógico de la Ley” y ha resaltado “como ésta puede llegar a engrandecer el sistema educativo en general, porque habla de la finalidad de la evaluación, de cómo tiene la capacidad de diagnóstico y de servir para mejorar los aspectos pedagógicos”.

Rodríguez también explicó que la “Ley plantea ciertas propuestas que compartimos, no lo niego, pero que en una comunidad autónoma como la nuestra necesitan de más financiación. Estas son la apuesta por la educación de 0 a 3 años y el desarrollo de la Formación Profesional”.

En cuanto a la Educación Infantil, Rodríguez dijo que “dado nuestro mapa geográfico, tenemos un entorno rural muy extenso y, evidentemente, es muy costoso la implantación de este ciclo, por lo que tiene que haber en paralelo una financiación que pueda ayudarnos en los plazos que nos marquemos para implantarla”.

Para finalizar, la consejera de Educación, Cultura y Deportes finalizó su intervención recordando que esta Ley “nos refuerza como comunidad autónoma y como país. Además, es necesaria, oportuna y tiene dos cuestiones fundamentales: la modernidad y la valentía, tratando temas que hasta este momento no había contemplado ninguna Ley educativa en este país”.