Castilla-La Mancha contará con un Instituto de Investigación Biomédica a partir del 1 de enero del 2022 que recogerá el talento científico de los profesionales de la salud para seguir avanzando en la mejora de los cuidados, la atención de los pacientes e impulsar la excelencia del sistema sanitario público.

Así lo ha destacado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, durante la inauguración del XII Congreso Nacional de Investigación de Enfermería y Fisioterapia de SATSE en Ciudad Real. Fernández Sanz ha abogado por “potenciar la investigación en cuidados desde la colaboración de distintas entidades y la administración”.

El futuro Instituto de Investigación de Castilla-La Mancha se constituye como el lugar idóneo para la captación de talento y tendrá como fines fomentar sinergias entre la investigación básica, traslacional, clínica, epidemiológica, de cuidados y de servicios sanitarios así como crear un entorno asistencial, docente e investigador de calidad. En este reto, “el papel de la Enfermería es fundamental” ha destacado el consejero de Sanidad.

Fernández Sanz ha destacado – como ya dio a conocer el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page – la creación a nivel regional de una Unidad de Covid persistente, “de la que ya hemos contactado en todas las provincias y tendremos una sede principal en Albacete, que es donde tenemos una mayor casuística. Además, estamos trabajando en paralelo con el Ministerio y el Instituto de Salud ‘Carlos III’, donde se está haciendo un estudio para saber qué conjunto de síntomas componen lo que se denomina Covid persistente”.

El consejero de Sanidad ha aprovechado el evento científico de Enfermería para destacar que en Castilla-La Mancha ya se han administrado más de tres millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, con la enfermería ejerciendo un rol protagonista en el proceso de vacunación.

Formación y lineas de investigación en Enfermería en la GAI de Ciudad Real

Algunas líneas de investigación que se desarrollan en la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real están relacionadas con la calidad de vida y comorbilidades en pacientes sometidos a terapia renal sustitutiva, los cambios de patrones sexuales en pacientes ostomizados, evaluación y manejo del dolor en personas con trastorno mental grave o estudios exhaustivos sobre calidad del sueño.

Los profesionales de Enfermería son también protagonistas en formación avanzada impartida en el aula de simulación de Ciudad Real. En sus cinco años de actividad han participado en los talleres cerca de 2.900 enfermeras y 1.540 técnicos en cuidados, lo que supone que el 65 por ciento de los asistentes a los cursos de simulación clínica avanzada hayan sido profesionales de Enfermería de toda la provincia.

Todo ello en un periodo marcado por la pandemia que ha provocado un sobreesfuerzo en los profesionales lo que se traduce, en el ámbito de la formación avanzada, en un incremento de casi el doble en el número de cursos formativos. Solo en talleres relacionados con manejo del coronavirus se han realizado 80 cursos avanzados.