Castilla-La Mancha está realizando ya los trabajos para la elaboración del nuevo Programa Operativo del Fondo Social Europeo+ para el periodo 2021-2027, para lo cual ha realizado un proceso de participación pública que ha dado voz a entidades, organizaciones y a la ciudadanía en general para realizar aportaciones a la inversión a programar en este periodo, y ha celebrado ya las primeras reuniones con los gestores del Fondo Social Europeo y los agentes sociales de Castilla-La Mancha.

El pasado día 15 de octubre la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral anunció a través de un comunicado, por vía electrónica, la constitución de la Asociación Multinivel para la elaboración del nuevo Programa Operativo Fondo Social Europeo Plus 2021-2027 de Castilla-La Mancha.

La Asociación Multinivel de FSE+ está compuesta por un total de 31 entidades, tanto públicas como privadas de Castilla-La Mancha, y es presidida por la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral. La viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, ha presidido este mes las primeras reuniones de las mesas de trabajo previstas para comenzar a preparar el Programa Operativo Fondo Social Europeo Plus 2021-2027.

Durante la primera jornada, se han celebrado las mesas de trabajo de Educación y Formación e Inclusión y la segunda jornada ha acogido la mesa de trabajo de Empleo.

Para su desarrollo, la Viceconsejería de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral ha realizado una introducción al FSE+ y al contexto del nuevo periodo de programación 2021-2027 en cada una de las mesas. Se ha presentado un diagnóstico de la situación socio-económica de la región, para conocer de primera mano las debilidades, fortalezas y obtener una imagen global del contexto de Castilla-La Mancha desde el que partimos para comenzar a programar el futuro Programa Operativo Fondo Social Europeo Plus 2021-2021 de Castilla-La Mancha.

Además, en las tres mesas se ha utilizado una herramienta de medición en la que a través de una serie de preguntas clave y previamente seleccionadas, se han podido recoger las principales líneas en las que se deben actuar, ideas y propuestas con las que poder comenzar a trabajar.

Para finalizar, en todas las mesas se ha desarrollado un debate final en el que las entidades participantes han aportado una lluvia de ideas expresando sus principales inquietudes y necesidades que afectan a diferentes sectores de la población.

Con toda la información recogida, tanto en la herramienta de medición como en los cuestionarios previos se recopilarán en un documento que servirá de base y guía para la elaboración del nuevo Programa Operativo Fondo Social Europeo Plus 2021-2027 de Castilla-La Mancha.

Proceso de participación pública

De forma paralela a estos trabajos, y a través del Portal de Participación Ciudadana de Castilla-La Mancha, se han recogido las opiniones de la ciudadanía, las organizaciones y asociaciones sobre la inversión a programar en Castilla-La Mancha con cargo al presupuesto del nuevo FSE+ para el periodo 2021-2027.

Para el próximo periodo de programación 2021-2027 de la Unión Europea, la Comisión propone fortalecer aún más la dimensión social de la Unión con un nuevo y mejorado Fondo Social Europeo, denominado Fondo Social Europeo Plus (FSE+).

Castilla-La Mancha deberá diseñar una nueva programación de la inversión de este fondo en la región que aborde los desafíos económicos y sociales provocados por la pandemia del coronavirus, impulse la recuperación y logre alcanzar altos niveles de empleo, una protección social justa y una fuerza laboral capacitada y resiliente, lista para la transición a una economía verde y digital.

El diseño de la programación del próximo FSE+ será una oportunidad para reflexionar e identificar respuestas a los desafíos a los que se enfrentan los ciudadanos en los próximos años, aprovechando los puntos fuertes de la región. Castilla-La Mancha debe abordar los desafíos políticos que plantea el Pilar de Derechos Sociales de la Unión Europea, y el FSE contribuirá a apoyar un proceso renovado de convergencia ascendente hacia mejores condiciones laborales y de vida.