Desde el inicio de la crisis sanitaria derivada del coronavirus, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha distribuido más de treinta y cinco millones de artículos de protección para los profesionales que desempeñan su labor en los centros del servicio regional de salud.

Tal y como se viene realizando desde que dio comienzo la pandemia, esta semana se ha vuelto a repartir entre las diferentes gerencias periféricas más de 430.000 artículos, entre ellos más de 424.000 mascarillas de distintos niveles de protección.

Asimismo, se han distribuido 6.560 batas de aislamiento impermeables reutilizables y más de 700 envases de gel hidroalcohólico.

Además, también se han repartido13.200 test de antígenos, que permiten aligerar la carga de trabajo de los laboratorios y acortar significativamente los plazos a la hora de realizar el diagnóstico, así como 27.380 hisopos con y sin inactivador.