Castilla-La Mancha desarrolla dos programas de digitalización orientados a favorecer la incorporación de personas de más de 55 años a las nuevas tecnologías. Se trata de los proyectos ‘Capacita TIC+55’ www.capacitatic55.com  y ‘Los mayores forman la Red’  www.mayoresdecastillalamancha.es/ .

Los programas de alfabetización digital se incluyen dentro del Marco de Envejecimiento Activo, y en el caso del programa ‘Capacita TIC+55’, se han realizado 60 acciones formativas y ha llegado a más de 700 participantes, aunque el objetivo del Gobierno regional es ofertar hasta 100 acciones formativas y llegar a 900 personas en este 2020. Este programa cuenta con 25 profesionales y el 35 por ciento de las acciones formativas se realiza en municipios de menos de 2000 habitantes.

Por su parte, ‘Los mayores forman la Red’ ha ofrecido 26 cursos llegando a casi 600 personas ofreciendo seis cursos distintos sobre competencias digitales básicas, redes sociales, uso de móviles o programas de ofimática, en formato ‘elearning’. También se han ofertado nueve webinars sobre aplicaciones, uso de herramientas digitales, y nuevas formas de comunicación, así como pequeños videos informativos los usuarios interesados.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha indicado que “con estas iniciativas, el Gobierno regional reduce la brecha con asesoramiento y motivación a las personas que deciden adentrarse en las nuevas tecnologías a través de la informática y de una manera gratuita”.

Experiencias piloto y lucha contra la soledad

El programa ‘Los mayores forman la Red’ ha incorporado este año una experiencia piloto destinada a acercar a las personas mayores en situación de soledad nuevas las nuevas tecnologías para favorecer la comunicación con su entorno. Se ha realizado en los municipios de Casas de Fernando Alonso (Cuenca), La Roda (Albacete) y Ciudad Real y han participado un total de 30 personas.

Para la puesta en marcha de este proyecto piloto se les ha facilitado tablets con tarjetas de conexión y datos, y se han generado encuentros grupales.

También se ha facilitado la conexión de las personas mayores en soledad con los voluntarios de la Asociación de Voluntarios Tecnológicos de los Centros de Mayores (AVICENCAM), que ejercen de dinamizadores del proyecto, facilitando las conexiones de los usuarios.

Además, los usuarios han recibido cinco guías destinadas a facilitar el acceso a las herramientas con las que han trabajado en programa.