Castilla-La Mancha ha destacado la colaboración que mantiene con Correos para acercar la Administración regional a los ciudadanos, lo cual ha sido posible gracias a la firma del convenio marco suscrito el año pasado con la finalidad de aprovechar la infraestructura y capacidad de esta empresa pública en la Comunidad Autónoma para implementar servicios en el medio rural, garantizando el acceso a los servicios públicos básicos a la población rural en las mismas condiciones que al resto de personas que viven en las ciudades.

Así lo ha puesto hoy de manifiesto el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, durante su participación en el acto de presentación del nuevo proyecto de Museo Postal y Telegráfico de Correos en Toledo, al que la Junta ha mostrado su apoyo, no solo porque aumentará la oferta cultural de la ciudad, sino porque también generará riqueza y empleo.

Ruiz Molina ha asegurado que Correos es “símbolo del concepto de España como nación, en la medida en que está en todos los sitios”, así como un “referente del principio de igualdad”, ya que “presta servicio sin ningún tipo de discriminación, ni a las personas, ni a los territorios, con independencia del lugar en el que residimos”.

El titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha puesto en valor el papel de esta empresa de servicio postal y ha recordado que en julio del año pasado el Gobierno de Castilla-La Mancha y Correos firmaron un convenio marco para, aprovechando su “gran infraestructura”, acercar la Administración regional a los ciudadanos, implementando servicios en el medio rural.

Un convenio que posibilita la realización de trámites administrativos en las oficinas con las que cuenta la empresa pública en el territorio autonómico, lo que permite garantizar el acceso a los servicios públicos básicos a la población rural en las mismas condiciones que a quienes viven en el entorno urbano y mejorar así la calidad de vida de los ciudadanos de la región.

Ruiz Molina también se ha referido al acuerdo alcanzado, en el marco de este convenio, entre la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas y Correos, mediante el cual, el pago de tributos u otros ingresos de derecho público o de carácter patrimonial, cuya gestión recaudatoria tenga atribuida la Junta de Comunidades, se podrá llevar a cabo a través de giro postal. Este acuerdo permitirá agilizar trámites en este ámbito a la ciudadanía castellanomanchega, evitando desplazamientos, especialmente de las personas que residen en los municipios más pequeños.

Por su parte, el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha agradecido el apoyo del Gobierno regional y del Ayuntamiento de Toledo a esta iniciativa, que incluye la remodelación del edificio en el que actualmente se ubica la sede de Correos en el casco histórico de la ciudad, además de las calles del entorno, y que permitirá compatibilizar el trabajo diario de la empresa pública con la actividad del nuevo museo, que dará trabajo a una decena de personas.

Por su parte, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha mostrado su agradecimiento porque se haya elegido la ciudad como sede del futuro Museo Postal y Telegráfico, que albergará una colección de unas 8.000 piezas, que tiene previsto abrir sus puertas el próximo año y que supondrá, ha dicho, “una palanca importante de desarrollo y de actividad cultural”.