El Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su preocupación por la propuesta sobre el próximo Marco Financiero Plurianual, avanzado ayer por el presidente de la Comisión Europea, en el que se propone una reducción de alrededor de un 5 por ciento de fondos para la Política Agrícola Común, con una previsión de incremento de la cofinanciación nacional -y regional en el caso de España- en el segundo pilar.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha indicado hoy ante los medios de comunicación, tras una reunión con el presidente de la Cofradía del Queso Manchego en Toledo, que el Gobierno regional muestra ante tal propuesta su “disconformidad absoluta”, ya que “apostando por un crecimiento presupuestario a nivel europeo que es muy bueno, al mismo tiempo los fondos de la PAC y los de cohesión disminuyen”.

Martínez Arroyo ha considerado ”inaceptable” esta reducción del presupuesto de la única política “verdaderamente común” y el intento de renacionalización que plantea la Comisión, para una política de la que depende la seguridad alimentaria, el medio ambiente y el desarrollo del medio rural europeo.

Al respecto, ha insistido que “estamos preocupados por la posibilidad que esta propuesta suponga una mayor renacionalización de la política y exija un incremento de la aportación de estados miembros y de las regiones a cambio de esa reducción del presupuesto comunitario”.

“Queremos un presupuesto de la PAC fuerte”, ha esgrimido el titular de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quien ha precisado que “es de justicia que la sociedad europea pague aquello que no pagamos en los supermercados como tener la mejor seguridad alimentaria del mundo, el medio ambiente en mejores condiciones y el medio rural vivo y solo es posible desde el trabajo que hacen a diario agricultores y ganaderos”.

En este sentido, ha solicitado que “entre todos” hay que ser “capaces de concienciar que es necesaria una aportación de recursos públicos”.

De esta manera, Martínez Arroyo ha instado una vez más al Gobierno central a defender el presupuesto de la PAC en las negociaciones que ahora se abren, tal y como se acordó entre el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas en conferencia sectorial.

Así, ha dicho que se espera que “desde el Gobierno de España se defienda un presupuesto al menos para la PAC como el que hemos tenido en el periodo anterior” ya que “no podría entenderse una reducción y así quedó reflejado en el acuerdo que firmamos todos, Ministerio y comunidades”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha expresado que estos fondos europeos son “muy relevantes”.

Supondría 43 millones de euros menos de aportación en Castilla-La Mancha

En esta línea, ha indicado que la PAC “no debe ir a un modelo de más renacionalización y no se debe perder ni un solo céntimo” y es que esa media del 5 por ciento de reducción de los fondos de la Política Agraria Común en Castilla-La Mancha supondrían 43 millones menos de aportación en la región de los aproximadamente 800 millones anuales que se reciben, lo que en los siete años, de 2014 a 2021, implicaría un total de 300 millones.

En España, ha indicado, se tiene que seguir la estrategia de negociación de defensa de esta política “por encima de otras”, porque, ha insistido “es la política de la cual más se beneficia nuestro país en cuanto a recursos públicos de la Unión Europea y no tendría sentido que no se defendiera con uñas y dientes”.

Así, ha recordado que Francia ha hecho ya una declaración institucional “contundente” en contra de la propuesta de la Comisión Europea que se comparte desde Castilla-La Mancha y “es la línea a seguir porque nos tenemos que aliar con los países grandes que quieren que la UE siga siendo un proyecto colectivo y siga teniendo políticas comunes”.

Martínez Arroyo ha señalado en cuanto a la negociación que va a ser “larga” y que al coincidir las elecciones al Parlamento Europeo en el mes de mayo de 2019 y el cambio del colegio de comisarios, “no está claro”, ha dicho, “si la Comisión Europea, el Parlamento y el consejo van a ser capaces de ponerse de acuerdo para el marco financiero plurianual el presupuesto 2021-2027 antes de que cambie el colegio de comisarios y antes de que se produzcan las elecciones al Parlamento europeo, lo que nos deja en situación de mucha incertidumbre”.

En este sentido, ha explicado que “parece claro que no va a ser posible cerrar la negociación de la PAC antes de las elecciones al Parlamento Europeo y nos sitúa en posición a todos de mucha incertidumbre que habrá que concretar a lo largo de los meses”.

En todo caso, el consejero ha vuelto a insistir, que desde Castilla-La Mancha “nos oponemos a cualquier modificación de lo que hay que suponga una reducción de la aportación de los fondos europeos”.