La directora general de Mayores del Gobierno de Castilla-La Mancha, Alba Rodríguez Cabañero, ha destacado el “compromiso” del Gobierno del presidente Emiliano García-Page con las personas mayores, “apostando por la atención en el entorno más cercano, favoreciendo los servicios de proximidad, el fomento del envejecimiento activo y saludable, la autonomía personal y la prevención de las situaciones de dependencia”.

Así lo ha manifestado durante su asistencia al acto de celebración del Día Europeo de la Solidaridad Intergeneracional organizado por la Asociación de Castilla-La Mancha de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores (ACESCAM), en la Residencia ‘Nuestra Señora de la Asunción II’ en la que han participado los niños y niñas del CEIP ‘Cristo de la Misericordia’ de Miguelturra bajo el lema ‘Cuando sea mayor, quiero ser como tú’, con un paseo  desde el colegio hasta la residencia de mayores y en la que ha estado acompañada del presidente de ACESCAM, José Manuel Llario.

En este sentido, la representante del Ejecutivo regional ha señalado que las personas mayores tienen, cada vez más, una mejor percepción de su estado de salud, “lo que les hace reclamar nuevos y mejorados servicios orientados al envejecimiento activo y saludable, a la vez que su participación en la toma de decisiones sobre los asuntos que les importan”. Por ello, ha añadido, “desde el Gobierno del presidente Emiliano García-Page apostamos por políticas que favorezcan cubrir estas necesidades y muchas otras que puedan surgir a medida que la sociedad avanza”.

Unas medidas para las que Rodríguez Cabañero ha destacado la “imprescindible colaboración” del Gobierno regional con las entidades del Tercer Sector Social. En este caso, “con ACESCAM, una entidad que presta servicios de cuidado y atención a las personas mayores en colaboración con la Consejería de Bienestar Social en más de 100 centros residenciales”.

A este respecto, la directora general de Mayores ha destacado la convocatoria extraordinaria de subvenciones para la modernización de los centros residenciales y fortalecimiento del Tercer Sector Social, dotada con 37 millones de euros que el Ejecutivo castellanomanchego ha puesto en marcha “con el objetivo de promover cambios estructurales para prestar adecuadamente los servicios que requieran los recursos asistenciales y las entidades para mejorar la calidad en la atención a estas personas y adaptar los recursos a las nuevas necesidades”.

“Una convocatoria que ha recibido alrededor de 1.000 solicitudes, y que va a beneficiar a más de 46.500 usuarios y 17.663 profesionales que residen y trabajan en casi 800 centros residenciales existentes en Castilla-La Mancha”, ha concluido.