Una docena de voluntarios del Banco de Alimentos de Ciudad Real han asistido al curso de prevención de riesgos laborales que se ha impartido en la sede de dicha organización.

Durante dos horas, los asistentes han adquirido habilidades y conocimientos que deben tener en cuenta en el desempeño de su labor como voluntarios, sobre todo en la parte referente al almacenamiento de productos. Asimismo, han recibido nociones básicas sobre cómo actuar en casos de emergencia o peligro y cómo proceder a la evacuación del centro si fuera necesario.

El presidente del Banco de Alimentos de Ciudad Real, Segundo Alcázar, ha explicado que es una acción formativa que llevan a cabo todos los años “para dotar a los voluntarios de las nociones básicas de seguridad y trasladarles las medidas que deben adoptar para hacer su trabajo con las máximas garantías”. En este sentido, ha apuntado que “para nosotros la seguridad de los voluntarios es muy importante, les debemos todo, y queremos que desarrollen su labor sin correr riesgos, evitando accidentes y estando preparados para actuar ante imprevistos”.

El curso ha sido impartido por el técnico en prevención de riesgos laborales José Luis del Horno, quien tras explicar el marco legal y definir qué es la prevención de riesgos laborales, ha enumerado algunos riesgos específicos que afectan a los voluntarios a la hora del almacenaje, el uso de carretillas elevadoras, los accidentes de tráfico o cómo actuar en caso de incendio.

Además, el técnico ha revisado toda la maquinaria que utilizan los voluntarios para certificar que cumple con todos los requisitos y garantías de seguridad.