La Diputación de Ciudad Real ha colaborado con la Asociación de Lupus de Castilla-La Mancha, que reúne a familiares y afectados por esta dolencia que está encuadrada en el grupo de enfermedades autoinmunes. Este año debido a las medidas de seguridad que se exigen por la pandemia, se ha decidido instalar una mesa informativa en vez de la cuestación tradicional que se realizaba y que exigía un contacto más directo entre las personas. El presidente de la Institución Provincial, José Manuel Caballero, acompañado por la vicepresidenta que gestiona el área de Atención a las Personas, Igualdad y Participación , Noelia Serrano, ha entregado un donativo en nombre de la Corporación provincial en la mesa que se ha instalado junto al Palacio Provincial.

Desde la asociación, que está presidida por Purificación Donate, se quiere dar principalmente visibilidad a esta enfermedad que es muy invisible para la sociedad. Caballero se ha interesado por la actividad y la situación actual de la asociación en un año atípico, que ha obligado a modificar muchas conductas sociales.

La asociación celebraba la cuestación tradicionalmente con motivo del Día Mundial del Lupus, pero este año debido a la pandemia ha tenido que modificar las fechas y los protocolos. Las ayudas que recaudan las destinan principalmente a la investigación de esta enfermedad autoinmune, poco conocida a nivel general, y cuya sintomatología puede confundirse con otras patologías que dificultan su diagnóstico.