El grupo municipal socialista de Malagón cierra el curso político con propuestas para la recuperación de la localidad.

Apuesta por una salida concertada entre todos los grupos políticos y la sociedad civil malagonera, creando un Consejo municipal extraordinario para el covid-19, así como la mejora de la gestión pública en temas como el empleo público, “alejado de enchufismos y favoritismos, y con transparencia para superar la falta de información a los ciudadanos por parte del Alcalde”; propone la mejora de los servicios sociales ya que durante la pandemia, y posteriormente,se han visto perjudicados, según los concejales socialistas, “por las bajas laborales y la falta de experiencia de la concejal al frente de este área y de la coordinación de la gestión del covid”

El grupo socialista ha reiterado su apuesta por el acuerdo, al tiempo que realiza una labor de control férreo y oposición al equipo de gobierno y al Alcalde, lo que ha puesto de manifiesto “la no observancia de los principios legales a la hora de contrataciones y ampliaciones de contratos para personas afines a sus ideas políticas, así como la no observancia de leyes a la hora de convocar plenos y comisiones”.

Tanto el portavoz del grupo socialista, Ricardo Calzado, como el Alcalde, Adrián Fernández, se pusieron de acuerdo en valorar positivamente el trabajo de la Diputación y de su Presidente, así como las subvenciones y ayudas que provienen de esta institución, y  que ascienden a 110.000 euros adjudicados en el último pleno provincial celebrado.

Por otro lado y aunque ya se había producido la despedida oficial de la actual Secretaria del Ayuntamiento. El grupo socialista quiere manifestar “el agradecimiento y el buen hacer de doña Cristina Moya Sánchez, deseándole suerte y esperando que esta despedida sea un paréntesis”.