Aurora Rey tendrá un encuentro con sus lectores en la Biblioteca Pública de Ciudad Real y en Almodóvar del Campo será nombrada Banco Literario 2022

Aurora Rey tendrá un encuentro con sus lectores en la Biblioteca Pública de Ciudad Real y en Almodóvar del Campo será nombrada Banco Literario 2022 2

El próximo martes, 22 de marzo, en el marco de FELIPA ’22, se realizará un encuentro con la escritora Aurora Rey Aragón a las 19:00. Presentará su novela “La niña que soñaba en azul”, y la autora junto a la presidenta nacional de Afammer Carmen Quintanilla Barba; el Director de la Biblioteca Pública del Estado en Ciudad Real, Francisco Javier Alonso López y el Director de COPE Puertollano, Juan Manuel Romero participarán de la disertación.

Aurora Rey tendrá un encuentro con sus lectores en la Biblioteca Pública de Ciudad Real y en Almodóvar del Campo será nombrada Banco Literario 2022 3

Además, Aurora Rey Aragón va a ser nombrada en Almodóvar del Campo ‘Banco Literario 2022’, en un acto público, el 20 de abril, en la Plaza Mayor, y enmarcado así en la celebración de la Feria del Libro Provincia Abierta 2022. El acto será organizado a propuesta del coordinador provincial de ‘Bancos Literarios’, Ventura Huertas Serrano, como una actividad cultural del Grupo Oretania, adherida al proyecto FELIPA’22.

La escritora Aurora Rey, nace en Ciudad Real, pero toda su vida trascurrió en Almodóvar del Campo. Desde muy pequeña sintió inclinación por el arte y la cultura, que la fue llevando a implicarse de lleno en el taller de su padre donde se realizaban diferentes especialidades: ebanistería, tapicería, forja, escultura y diseño. Así despertó el deseo de estudiar decoración, algo que hizo en la escuela de arte “Pedro Almodóvar”de Ciudad Real, estudios que compagina en paralelo con el trabajo, junto a su padre Pepe Rey.En la década de los 70 y los 80 dirige y diseña importantes obras, a lo largo de toda Castilla La Mancha, Madrid y Andalucía, al fallecer su padre, ella continúa en solitario.

Después de un paréntesis en su vida profesional, luego del nacimiento de sus hijos, dio cursos en Universidades Populares de distintas localidades provinciales. Colaboró  en la recuperación del patrimonio local, junto al Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, en la exitosa rehabilitación de la Plaza Mayor y el Teatro Municipal. También en el diseño de los carteles dela Feria de Marzo de su localidad y es una habitual colaboradora literaria del programa de festejos y de la revista parroquial, en la que lleva más de 20 años realizando entrevistas.

Cuando la empresa familiar, una panadería, se incendia, decide dar un paso nuevo en su vida y abre un despacho de pan en el centro de la ciudad, que luego se convierte en un lugar pintoresco, combinando la venta de pan con una experiencia viva y dinámica de fotografías antiguas, cargadas de historia, pudiéndose considerar una forma atípica de oficina de turismo, y un lugar de encuentro del que saldrá el compromiso de publicar su primer libro “Una mirada al pasado, una sonrisa al presente”, tras el éxito conseguido con este trabajo y apoyada por el cariño de sus paisanos, publica una segunda obra, “Con sabor a Almodóvar” que también tuvo una gran acogida, lo que le animó a publicar su primera novela “La niña que soñaba en azul”, que está siendo todo un éxito de ventas.

A su vez, colabora de manera activa en el proyecto “Vocatio”, donde se da a conocer la figura del Doctor de la Iglesia San Juan de Ávila. En 2001 crea el certamen literario escolar, durante su época como presidenta del AMPA en el Colegio Cooperativa Maestro Ávila y Santa Teresa, que hoy sigue realizándose.

Participa como guía, mostrando el patrimonio histórico, cultural y religioso de su localidad, edificios civiles, eclesiásticos y municipales. Participó del cortometraje “Una palabra” para ayudar a visibilizar la problemática de violencia de género en el mundo rural, y colabora con distintos medios de comunicación a nivel provincial y regional.

La niña que soñaba en azul

Rey Aragón asegura que su novela es “una historia que tocó mi corazón hace muchísimos años, que está dentro de mí y tenía que salir de alguna forma, porque es una historia real vivida en cualquier punto de nuestra geografía por muchas niñas que soñaban en azul”.

“Todos los personajes y pequeños detalles de esta obra han sido vividos en la piel de alguna persona en distintos tiempos”, afirma la autora, indicando que su papel fue “coger y unirlos como en el bolillo, cuando se empiezan con aquellos hilos tan finitos atados al bolillo y las diestras manos de mujeres artesanas hacen magia para enlazar la blonda”.

Aunque con un fondo de realidad, los nombres que aparecen son novelados y también hay “guiños a lugares para que nos sentamos más cerca, hasta el punto de que cada lector se sentirá un personaje más, porque en la piel lo va a sentir, va a sentir los latidos de todos los personajes”, dice la autora de este relato de ambiente costumbrista y determinante canto a la mujer rural.

Por encima de otras consideraciones, Aurora Rey asegura que “no es una novela para mujeres, sino que es de mujeres principalmente; también hay hombres, pero ellas son la columna vertebral de la obra”. Por eso, también, los retratos a mano que ha hecho la autora para ilustrar la novela, son de ellas.

A su vez, el arranque en los años cuarenta del siglo pasado es determinante. “Como decían nuestros abuelos, era una difícil época para vivir y mucho más difícil para nacer”, añade la escritora y, por eso mismo, “quise darles voz, que todos sintiésemos un poquito su corazón y su piel para poder agradecerles tanto como han hecho por nosotros”.

Aurora le rinde tributo a quienes “han hecho el camino para que nosotras no estamos igual que ellas”, luchando “a pesar de su época, del dolor, del sufrimiento, de la estrechez, de las injusticias, del desamor, de la infidelidad”, diferenciando a personajes que se volcaban en la generosidad, de otros que se “metían dentro de un caparazón”.

Bancos Literarios

Con el apoyo del Grupo Oretania, se puso en marcha el proyecto de fomento a la lectura y promoción del libro, ‘Bancos Literarios’ con el objetivo fundamental deaumentar la base lectora de la sociedad, al mismo tiempo que sereconoce la labor de todos los agentes sociales, culturales y educativos implicados en la creación y difusión del libro, especialmente la figura del autor local.

A través de los bancos públicos de nuestros parques, jardines, paseos o plazas, en todos los pueblos de la provincia y de forma sencilla, se busca divulgar la figura de los autores y sus obras, empezando por la denominación del banco con el nombre de un autor, preferentemente de la localidad y a ser posible contemporáneo, convirtiendo así el banco anónimo en un ‘Banco Literario’, donde el autor puede relacionarse con sus lectores, compartiendo sus conocimientos y proyectos.

Mediante estos ‘Bancos Literarios’, se inician actividades culturales encaminadas a fomentar la lectura, al conocimiento del autor y a la divulgación de sus libros. A la fecha, se ha nombrado ‘Banco Literario’ a Diana Rodrigo, Don Esaú de María Díaz, Hilario Rivero y María del Castillo González Garrido en Miguelturra y a Valentín Villalón Benítez y TársiloCoello Sanz, en Aldea del Rey.

Ir arriba