Asaja Castilla-La Mancha exige revisión inmediata de la PEPAC por la alarmante pérdida de 35 millones de euros en la región

Imputan un delito contra la libertad sexual al detenido en Guadalajara tras ser denunciado por una mujer

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha ha emitido una advertencia sobre el impacto negativo que la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) tiene en la región. El viernes, la organización comunicó que más de 700.000 hectáreas de tierras agrícolas de Castilla-La Mancha están en riesgo de no recibir los fondos correspondientes a los ecorregímenes, ya que las prácticas medioambientales previstas son difíciles de aplicar, especialmente en casi 600.000 hectáreas de cultivos leñosos.

Según Asaja, esta situación podría resultar en que la comunidad autónoma deje de percibir más de 35 millones de euros debido a la implementación de la nueva PAC. Esta estimación se basa en un informe del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), identificando a Castilla-La Mancha como la comunidad más afectada por la exclusión de superficie de los ecorregímenes.

El presidente de Asaja Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha expresado que desde la configuración del Plan Estratégico de la PAC (PEPAC) por parte del Ministerio de Agricultura, han advertido sobre la inviabilidad agronómica y la falta de rentabilidad económica de su aplicación en la región. La organización está colaborando con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para solicitar urgentemente modificaciones en el actual PEPAC y corregir los perjuicios que está causando.

Fresneda también ha hecho hincapié en que, si se exigen beneficios ambientales como los que promueven la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el ministro de Agricultura, Luis Planas, entonces deberían proporcionarse los recursos económicos necesarios para ello.

La organización agraria ha criticado la implementación prematura de la PEPAC y la falta de claridad en sus beneficios ambientales. Asaja ha urgido una revisión de la PAC para el año 2024 que aborde los distintos desafíos climáticos y promueva un sistema de ayudas equitativo que reconozca la diversidad productiva de Castilla-La Mancha.

El Comité Técnico Regional de Asaja ha reunido una serie de propuestas para modificar el PEPAC, que serán presentadas ante la consejería correspondiente en los próximos días. Entre estas propuestas, se incluyen medidas específicas para distintos tipos de cultivos y para la ganadería, así como el pedir una ayuda asociada al olivar de alto valor medioambiental y con dificultades específicas.

Para finalizar, Asaja Castilla-La Mancha recalca la importancia de simplificar el sistema y reducir la carga burocrática y los controles de monitorización, buscando liberar a los agricultores de tareas adicionales que no corresponden a su labor principal.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×