El 19 de junio está previsto que den comienzo las Oposiciones de Enseñanzas Medias en Castilla-La Mancha. Un proceso en el que hay 12.090 aspirantes inscritos para todas las especialidades convocadas tanto por el turno libre como por el turno de discapacidad.

ANPE demanda una serie de medidas para garantizar un proceso de oposiciones con la mayor seguridad posible 1

ANPE demanda para todos ellos y para los miembros de los tribunales, una serie de medidas para garantizar, en la medida de lo posible, que las diferentes pruebas del proceso se desarrollan en un ambiente seguro:

– Reducción del número de aspirantes por tribunal hasta 50para facilitar el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias.
– Posibilidad de presentarse a cualquier especialidad en todas las provincias para evitar los desplazamientos masivos e innecesarios.
– Dotación a los centros donde se van a celebrar las pruebas de los recursos necesarios: mascarillas, purificadores, geles desinfectantes, medidores de CO2, etc.
– Vacunación previa al inicio de las pruebas de todos aquellosque por cualquier circunstancia no lo estén; aspirantes, miembros de tribunales, personal de servicios, etc.
– Establecer y dar a conocer un Protocolo “anti-COVID-19” claro que incluya todas las medidas de seguridad y salud que recomienda el Ministerio de Sanidad, junto a la adecuación de los centros de realización de las pruebas.

Es fundamental que se den todas las condiciones sanitarias necesarias, por la tranquilidad de todos los participantes, en las Oposiciones de Enseñanzas Medias en Castilla-La Mancha y que se prepare de forma exhaustiva todo el proceso para generar un ambiente seguro y de confianza.