alertas de blanqueo de dinero

El Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) de Registradores de España, informa que según la estadística registral durante el primer semestre de 2020 se han comunicado más de 14.500 alertas de los Registros de todo el país, de los que 245 fueron alertas dadas por los Registradores de la Propiedad y Mercantiles de Castilla-La Mancha.

Centro Registral Antiblanqueo para detectar lavado de dinero

alertas de blanqueo de dinero
Los registradores entre sus funciones tienen la de ser uno de los aliados con los que cuenta el Estado para detectar el “lavado de dinero” a través del Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) dependiente de los colegios profesionales de Registradores desde 2015.

Alfredo Delegado, Decano autonómico de Registradores de Castilla-La Mancha, explica que “los registros comunicamos cada año al Banco de España cientos de casos con indicios sólidos de blanqueo de capitales. Esos expedientes, acaban en manos del servicio ejecutivo de la comisión de prevención del blanqueo de capitales e infracciones monetarias (SEPBLAC) para una indagación más profunda y, en su caso, su persecución”

Funcionamiento del CRAB creado por los Registradores de España

“Los registradores somos sujetos obligados por la legislación antiblanqueo”, continúa Delgado. Partiendo de esa premisa, el Colegio de Registradores de España creó en el año 2015 el CRAB con la finalidad de recibir todos los datos relativos a actos o contratos que levanten sospechas. Esta entidad analiza esa larga lista de casos remitidos y, si confirma que en alguno existen indicios sólidos de que pudiese ocultar blanqueo de capitales, remite los datos al SEPBLAC, Servicio de Prevención y Blanqueo de Capitales adscrito al Banco de España.

Alertas durante el primer semestre en Españas y Castilla-La Mancha

Se acaba de publicar a nivel nacional que el CRAB recibió durante el 1er semestre de 2020 un total de 14.500 alertas, un descenso del 8% respecto del año anterior, después de varios años consecutivos de ascensos, descenso que quizá ha sido debido a la pandemia. De los 245 remitidos por los registradores de Castilla-La Mancha, 41 lo han sido por los Registros Mercantiles y 204 por los Registros de la Propiedad.

Todas estas alertas son estudiadas por el CRAB, que procesa los datos de los Registros de la Propiedad, los Registros Mercantiles, de Bienes Muebles y del Registro de Titularidades Reales, RETIR, ya que “en la mayoría de los casos, las operaciones fraudulentas son operaciones mixtas, de transmisión de bienes y operaciones mercantiles, lo que se traduce en unos expedientes de investigación patrimonial que reciben la más alta valoración por parte del SEPBLAC.

Así en el primer semestre de 2020 se han realizado 587 informes de los cuales 103 han sido comunicados al Servicio del Banco de España.

“Una herramienta muy eficaz”

Delgado manifiesta que a tenor de los resultados obtenidos en los últimos años se observa claramente que el CRAB se consolida como una herramienta muy eficaz para colaborar en la lucha contra el blanqueo, aumentando tanto el número de alertas recibidas como el número de expedientes trasladados al Sepblac”. El decano autonómico incidió, además, en que, “tanto los registradores como el propio colegio contribuyen decisivamente a que así sea”.

Especial vigilancia de los registradores frente al dinero ilícito y “por una sociedad más justa”

Estos profesionales ponen especial celo en la vigilancia de aquellas operaciones que, por sus características, pueden permitir introducir dinero de procedencia ilícita en el ciclo de la economía legal. «Nuestro compromiso reside no solo en nuestra consideración de sujetos obligados por la legislación antiblanqueo, sino en nuestra firme convicción de que terminar con la lacra que representa el blanqueo de capitales y conseguir que afloren los bienes y activos obtenidos a través de actividades delictivas contribuirán a edificar una sociedad más justa», remarca el decano.