El Ayuntamiento de Toledo, a través del Cuerpo Municipal de Bomberos y con la colaboración de la Federación de Empresarios de Toledo (FEDETO) y la Asociación Provincial de Hostelería, prevé la puesta en marcha de iniciativas formativas destinadas a evitar incendios e imprevistos en negocios de hostelería, inicialmente en el Casco Histórico de la ciudad.

Así lo ha expresado este martes el edil de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, en rueda de prensa, a propósito del incendio registrado este lunes en un establecimiento ubicado en pleno Casco que requirió de la presencia de una dotación de Bomberos del Ayuntamiento conformada por dos vehículos y seis efectivos.

Según ha apuntado el edil, la iniciativa pretende hacerse “extensible a toda la ciudad”, si bien comenzará en el Casco y el Ayuntamiento “ya ha encargado a la dirección del Parque de Bomberos que estudie programas para definir métodos eficaces que eviten incendios que, mayoritariamente, suelen producirse en freidoras y campanas extractoras”.

De esta forma, el Gobierno local, consciente de que “es mejor prevenir que curar”, considera que formar y advertir de riesgos en las cocinas de establecimientos hosteleros será una buena forma de evitar riesgos innecesarios y prácticas peligrosas que puedan comprometer la salud de los trabajadores o, en su defecto, daños materiales, como ha ocurrido en el último incendio de estas características en el Casco.

“Debemos intentar que esos riesgos se minimicen porque una labor de prevención es mucho más eficaz que tener que cerrar. Es menos costoso y peligroso. Los bomberos trabajarán para adoptar medidas y lo haremos en colaboración con FEDETO y asociaciones de comerciantes y empresarios porque estamos convencidos de que el mejor sistema para apagar un incendio es intentar que no se produzca”, ha finalizado.