La provincia de Albacete acogerá el próximo mes de octubre la IV CONFINT estatal (conferencia de jóvenes “Cuidemos el Planeta”) organizada por la Red Estatal de Redes de Centros Educativos Sostenibles promovidas por iniciativa de administraciones públicas (EsenRed), y gracias al Programa de la Agenda 21 Escolar, coordinado conjuntamente por la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y la Diputación provincial.

La CONFINT estatal se celebra cada dos años, desde hace 8, habiendo tenido lugar previamente en Vitoria, Barcelona y Logroño.

La reunión de la Comisión Organizadora Nacional de la CONFINT, se ha reunido en la localidad de Alcaraz, lugar donde se celebrará entre los días 17 y 20 de octubre de este año la conferencia, con la presencia de 18 técnicos responsables de las diferentes redes de centros educativos sostenibles del estado: Canarias, Cataluña, La Rioja, Madrid, Murcia, País Vasco, y Valencia a nivel de Comunidades Autónomas, y Palencia y Albacete a nivel de provincias.

En un primer momento de la jornada, los técnicos se dieron cita en la Dirección Provincial de Educación, con la presencia del director Provincial de Educación, Cultura y Deporte, Diego Pérez: el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Manuel Miranda, y la diputada provincial de Medio Ambiente, María José Vázquez.

Posteriormente, la comitiva se desplazó a Alcaraz, donde el Alcalde, Pedro Jesús Valero, ha agradecido la elección de Alcaraz como sede para el evento.

El municipio de Alcaraz ha sido elegido con el objeto de poner en el punto central del debate el papel de los municipios rurales y su relación con las grandes ciudades, 120 alumnos y 60 docentes de toda España van a compartir las experiencias de sus centros y talleres medioambientales que les permitan diagnosticar la realidad en la que nos encontramos, que no es otra que la insostenibilidad en términos ambientales, económicos y sociales de nuestro progreso, establecer la problemática que conlleva dicha realidad y establecer soluciones a ello que puedan ser viables desde los centros educativos, a  través de un proceso de participación, reflexión, diálogo e intercambio de ideas entre nuestros jóvenes y con el consiguiente empoderamiento y responsabilidad en el entorno que les rodea.