Ysbert ensalza el oficio del doblaje, alerta de presión de las plataformas y ve buena cantera que aumentará competencia

Ysbert ensalza el oficio del doblaje, alerta de presión de las plataformas y ve buena cantera que aumentará competencia

El actor de doblaje con raíces albaceteñas Carlos Ysbert ha defendido que el oficio, el cual considera que está cada vez mejor valorado; ha alertado de la presión que supone en ocasiones poder cumplir con los plazos marcados por las plataformas; y ha augurado buena salud en el futuro a corto y medio plazo en el sector gracias a una buena cantera que, eso sí, hará que aumente la competencia entre los actores.

En una entrevista con Europa Press con motivo del Día Internacional de la profesión que se celebró el pasado 12 de junio, Ysbert asegura que «todavía queda camino y siempre lo quedará» en una profesión que tras estar «en la oscuridad muchos años» empieza a sacar la cabeza.

Un extremo que «tiene explicación, ya que a los actores de doblaje «durante mucho tiempo se les ha escondido», mientras que ahora «despiertan mucho más interés». «Hay más reportajes, incluso nos llaman para convenciones», bromea, algo que ocurre porque al público le empieza a interesar a importar ciertos extremos como cambios de actor de doblaje injustificados. «A nosotros eso nos viene muy bien, lo mejor que nos puede pasar es que el público, con su criterio, exija a los propietarios que no se cambien las voces».

Sobre «la cantinela de siempre» de si una película doblada es mejor o peor que en versión original, ha asegurado que no da «la batalla por perdida», y menos ahora que hay cada vez más cantera que «entra con mucha fuerza».

«Espero que en el futuro esta gente joven se vaya quitando estos clichés que todavía venimos arrastrando desde hace muchos años. El cine cada vez se internacionaliza más y no podemos seguir con esta dinámica de despotricar siempre. La versión original es la más auténtica, pero por eso nuestro trabajo es ajustarnos lo más posible a la partitura que tenemos. El talento de los actores de doblaje es pegarse con toda su habilidad a todo».

Eso sí, advierte que la competencia en el corto plazo «va a ser fuerte». «La oferta va a ser tan buena que no sé si en el futuro van a tener la opción de vivir de esto. Ojalá, porque hay gente que lo hacen de fábula».

EL TRABAJO AUMENTA CON LAS PLATAFORMAS

Los encargos van en aumento, tal y como reconoce Ysbert, debido al auge de las plataformas de contenidos audiovisuales, un trabajo que se ha mantenido incluso durante pandemia, algo que «fue una suerte».

La renovación «constante» de estos contenidos «es bueno para el nivel de trabajo, porque implica que hace falta más gente» y cada vez entran más voces nuevas, con las escuelas principales trabajando a pleno rendimiento.

En todo caso, tal y como ha enfatizado, la «presión» con la que trabaja el sector se mantiene, no solo en el estamento de los actores, sino también a nivel de producción.

Los cortos plazos de entrega de trabajos para cumplir con las exigencias de las plataformas hace que se necesite una velocidad a veces «inhumana».

«Hay una tensión brutal, esto es la verdad. Creo que se debería relajar un poco más y dar más tiempo. Se producen series turcas de 40 capítulos y queremos doblara ya, pero antes hay que traducir, adaptar, hacer una producción, registrar diálogos y mezclarlos, y esto no puede ser de hoy para mañana», lamenta, alegando que desde las productoras insisten en esta exigencia porque saben que, al final, los actores «sacan adelante el trabajo con el sudor y el esfuerzo de mucha gente».

AÚN SIN RECONOCIMIENTO EN LOS GOYA

Carlos Ysbert ha hablado de la quimera de que en alguna ocasión los Premios Goya recojan alguna categoría para los actores de doblaje, algo que ve lejano.

«Hay gente de mucho peso en la academia que todavía piensa que es un arte menor», lamenta el actor, quien recuerda que en todo caso sí que hay certámenes paralelos para galardonar a los mejores de la categoría.

En este sentido, asegura que no tiene dudas de que, en el caso de que haya que premiar a los actores, las distinciones serán otorgadas por el público, ya que más allá «no hay interés de estudios, ni de otros sitios».

AURORA GONZÁLEZ: «LO MÁS BONITO, ENTENDER LA VOZ E INTERPRETARLA»

De su lado, la actriz de doblaje Aurora González ha asegurado que lo «más bonito» de la profesión y, a su vez, lo más complicado es entender lo que quiere expresar la actriz original e interpretarlo en castellano.

González ha explicado a Europa Press que en el proceso de doblaje de una serie o película tanto los actores como las actrices se sitúan en un atril dónde se interpretará el guión correspondiente, a la vez que ven y escuchan la escena original dos o tres veces.

Posteriormente, ha detallado que se inicia la técnica de sincronía para encajar cada frase en «su boca», resaltando que también es fundamental que encaje la intención del actor o actriz de doblaje con la voz y la cara de la actriz original.

En respuesta al estado de salud en el que se encuentra la profesión actualmente, la actriz ha resaltado que, a pesar de que esta profesión en España está muy consolidada y tiene una larga trayectoria, ya que los mayores actores y actrices de doblaje son españoles, hay que seguir «luchando» por un «doblaje de calidad».

En este sentido, ha remarcado que para que esto fuera posible se debe de reivindicar un trabajo «más pausado». «No valen las prisas para hacer los trabajos», ha añadido González, insistiendo en que esa es la situación en la que se encuentran actualmente, la de reivindicar los buenos doblajes, ya que hay actores y actrices de «muchísima calidad» en el país.

La actriz ha insistido tanto en esta cuestión porque ha recalcado que de esta forma se puede «respetar» al actor o actriz al que se dobla, ya que se le dedica tiempo para poder visualizar el trabajo que ha realizado.

«Yo reivindicaría tener más tiempo para poder hacer los trabajos. Yo creo que eso se podría reivindicar en todas las fases, desde la traducción y los ajustes hasta la hora de ponerse en el atril y poder interpretar», ha subrayado.

De igual modo, González ha contado que el aumento de la ficción a través de distintas plataformas ha supuesto el aumento del trabajo en este sector y, en respuesta sobre cuál es el personaje al que tiene más cariño, ha apuntado que para ella es ‘Amanita’, un personaje de la serie ‘Sense8’. «Es muy autentica, es todo pasión, lucha por la gente a la que ama y eso me encanta de Amanita», ha señalado.

SALVADOR ARIAS, MAESTRO DE AURORA GONZÁLEZ

La actriz ha crecido en este sector bajo el aprendizaje del actor de doblaje Salvador Arias, quien fue su maestro, con el que aprendió y al que debe «todo». Además, González también ha mencionado algunos directores que han sido importantes para ella como Eduardo Gutiérrez, Alfonso Laguna, José Luis Ángulo, Alfredo Cernuda, María Jesús Varona, Nuria Mediavilla, Luis Posada y Ana Esther Alborg, «una de las grandes voces femeninas de este país».

Además de estas menciones, ha hecho especial hincapié en la actriz que hizo que a día de hoy se dedique a esta profesión, Marta García. «Yo me dedico al doblaje por Marta García», ha puntualizado.

Aurora González descubrió su pasión por el doblaje cuando era mucho más joven viendo la serie de ‘Ana de las tejas verdes’, emitida en Televisión Española, en la que se «enamoró» de la voz de Ana, la cual era interpretada por Marta García. «Cuando la escuché dije: Yo quiero dedicarme a esto».

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba