WWF alerta de que la situación medioambiental es preocupante

La organización proactiva en la conservación del medio ambiente WWF elabora desde hace casi 50 años un detallado y riguroso estudio, en colaboración con investigadores de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL). En el estudio se detalla la evolución de la biodiversidad en la Tierra.

En la edición que se ha publicado de 2022 se valora el estado de biodiversidad comprendido entre los años 1970 y 2018. La base del estudio son 32.000 registros diferentes de 5.230 especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, todas las poblaciones han disminuido un 69% de media en las últimas décadas. 

En qué espacios hay más pérdida de biodiversidad en el medioambiente

De todos los hábitats naturales, los animales que viven en agua dulce son los que salen peor posicionados, sus poblaciones han llegado a disminuir un 83%. Por ejemplo, en 50 años, el delfín rosado del Amazonas ha llegado a perder un 65% de su población colocándolo en la lista de animales en peligro de extinción. Otro sería el caso de muchos anfibios que están sufriendo la plaga del hongo patógeno que los hace enfermar hasta la muerte.

Los océanos no se quedan atrás ya que gran parte de todas las poblaciones de especies de tiburones y rayas se ha reducido un 71% en medio siglo. Cabe destacar que la destrucción de corales a causa del cambio climático que se ve maximizado por las acciones humanas tiene graves consecuencias, ya que dichos seres vivos son el hábitat natural para muchas otras especies.

¿Dónde hay más impacto de la pérdida natural?

Podemos ver que el peor caso es el de América Latina y Caribe con una pérdida del 94%. África está en segundo lugar con una reducción del 66% de la biodiversidad. Después tenemos a Asia y Pacífico con una disminución del 55%.

En el caso de Europa y América del Norte la situación de la biodiversidad antes de 1970 ya era preocupante pese a que la disminución no ha sido muy pronunciada en los años del estudio.

Causas de la problemática medioambiental

El informe de WWF destaca que las principales causas del fenómeno son:

  • Degradación y pérdida de hábitats naturales en gran parte por el calentamiento global.
  • Sobreexplotación de especies silvestres.
  • Tráfico ilegal de especies.
  • Llegada y desarrollo de especies invasoras.
  • Contaminación ambiental del agua y suelos naturales
  • Obras de infraestructuras

La crisis de los polinizadores y el impacto en la flora

Ya ocurrió en América del Norte que al verse altamente reducido el número de animales polinizadores como las abejas muchas plantas no pudieron reproducirse con lo que se han ido extinguiendo, ahora se espera que ocurra ese mismo fenómeno en América del Sur. Muchas de las especies de animales y plantas están interconectadas de forma que la pérdida de unas puede afectar directamente a otras. 

¿Qué 3 grandes desafíos se nos presentan?

Los humanos y todos los seres vivos de la Tierra nos encontramos en medio de dos grandes problemas interconectados entre sí: La crisis climática y la de biodiversidad. Así pues tenemos que afrontar un triple desafío:

1. Tenemos que intensificar las medidas de mitigación en la lucha contra el cambio climático para evitar que la temperatura global aumente más de 1,5 ºC. Los efectos del calentamiento global no son solamente a largo plazo ya que desde hace años están habiendo cambios como la preocupante subida del nivel del mar que afecta a los humanos pero que también tiene una fuerte repercusión en los ecosistemas marinos y terrestres.

2. Debemos cuidar y restaurar la biodiversidad del planeta y los servicios medioambientales que nos ofrece. Las políticas extractivas de recursos naturales no ayudan al desarrollo sostenible, la transición energética para que los humanos podamos tener luz y gas debe hacerse con fuentes de energía sostenible pero que al mismo tiempo respeten a los diferentes ecosistemas que existen en el planeta. Tanto las productoras de energía, como las compañías de luz y gas deben tener ese enfoque conjuntamente con los consumidores.

3. Tener una visión global que incluya a toda la sociedad, desde las instituciones a las personas en particular para la restauración de la naturaleza. Todos los agentes deben poner de su parte para solventar el problema, esto pasa por las instituciones como son los gobiernos tanto a nivel nacional como regional de todo el mundo, los ciudadanos deben también apostar por un consumo responsable así como las empresas en sus procesos productivos y de distribución, y también tiene un rol fundamental el de las comunidades indígenas y sus interacciones con el entornos naturales.

¿Qué pasará a partir de ahora?

Si bien es cierto que la situación es grave, los humanos aún podemos luchar para que la situación de la biodiversidad en el futuro pueda mejorar. Ahora bien, ¿creen ustedes que lanzando salsa de tomate sobre un Van Gogh va a mejorar la situación o lo único que vamos a conseguir es destruir la historia y el arte? ¿Vale la pena invertir en políticas verdes cuando hay estados que no respetan las cuotas de emisiones de Co2? ¿Debemos poner parches en nuestras conductas o realmente hace falta cambiar el sistema? Muchas preguntas se nos pueden ocurrir a respecto, saquen sus conclusiones. 

Fuente: Compañias-de-luz.com

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba