La Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Ciudad Real, el Consejo Local de la Mujer y las Asociaciones USAWA y WADO LGTBI, han instalado durante los días de la Feria de la Primavera un punto violeta y arcoíris, gracias a la financiación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

La Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Ciudad Real, el Consejo Local de la Mujer y las Asociaciones USAWA y WADO LGTBI, han instalado durante los días de la Feria de la Primavera un punto violeta y arcoíris, gracias a la financiación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

El objetivo es conseguir mayor seguridad en el retorno a casa de las personas que han disfrutado de esta actividad en el Polígono Industrial Avanzado. Así, con la experiencia previa, ya que estos puntos se instalaron también en la feria y fiestas del verano del año pasado, se decidió ampliar la actuación implantando una iniciativa denominada » a casa no vuelvo sola», con la intención de crear grupos de chicas de vuelta a casa. Se pretendía que las personas que se inscribieran en esas hojas de registro, tuvieran un camino seguro de vuelta, en un ambiente de sororidad y empoderamiento femenino.

Una de las causas por las que se implanta este tipo de proyectos es por la necesidad analizada de que las chicos jóvenes aún tienen interiorizados como normales ciertas actitudes machistas que no lo son. Y es por ello, por lo que el número de incidencias es menor que lo que seguramente acontece realmente.

El punto violeta y arcoiris estuvo operativo durante las tres noches de feria, del jueves al sábado de 0 a 5 horas, y se cierra con una sola incidencia a última hora del sábado, aunque esto no quiere decir que no se haya podido producir alguna más.

Desde el Ayuntamiento de Ciudad Real y el Consejo Local de la Mujer, en colaboración con las entidades, se pretende seguir mejorando e implantando este tipo de medidas con la finalidad de lograr una igualdad real y efectiva en los eventos festivos de nuestra ciudad, donde las mujeres puedan sentirse completamente seguras y tengan un punto cercano al que poder acudir si se encuentran en una situación de incomodidad, acoso o agresión, donde poder recibir apoyo, información y asesoramiento a través del protocolo desarrollado por los técnicos y técnicas en promoción de igualdad de género.