En el día de hoy se ha publicado un vídeo en el que docentes de los centros concertados María Inmaculada, San Juan Bosco, Santa Bárbara y San José, todos ellos de Puertollano, ponen voz al manifiesto a favor de la escuela concertada de la campaña Más plurales, en el que se denuncian las medidas que pretenden acabar con la escuela concertada.

Un gesto que demuestra unidad frente a una ley educativa sin consenso ni debate social, que intenta aprobarse en un escenario de pandemia mundial, cuando los medios de comunicación y la opinión pública sitúan el foco en la situación sanitaria.

Una de las medidas más controvertidas presentes en la nueva ley es la eliminación de la demanda social como elemento a tener en cuenta para la provisión de puestos escolares. Esto en la práctica podría llevar al cierre de unidades concertadas con demanda en beneficio de públicas vacías.

Frente al derecho a la educación y la libertad de enseñanza recogidos en el artículo 27 de la Constitución Española, la ley Celaá se inventa un “derecho a la educación pública” dejando clara la intención de anteponer la red pública y hacer subsidiaria de ésta a la concertada.

La enseñanza de religión se devalúa dejándola sin alternativa y sin efectos en la evaluación, a la vez que se crea una asignatura llamada “Educación en valores cívicos y éticos”, aunque no existe hasta la fecha relación de estos valores, ni se han consensuado con la comunidad educativa.

Esta ley también amenaza a los centros de educación especial, imponiendo de nuevo un único modelo de escuela, cuando en la actualidad cohabitan los modelos de educación inclusiva y especial.

La aprobación de la LOMLOE significaríasentar las bases para la desaparición en unos pocos años de la red concertada. Es importante destacar en este punto que los centros concertados nacieron en un contexto histórico-educativo muy complicado, y fue gracias a estos centros que se universalizó la educación, cuando el estado no disponía de los medios ni la infraestructura para asumir el derecho a la educación de todos. Por otra parte, la convivencia de las redes pública y concertada no hace sino enriquecer a ambas en beneficio de una sociedad plural en la que cada familia pueda elegir libremente cómo quiere educar a sus hijos.

Desde estos centros se anima a la ciudadanía a unirse a las acciones de protesta contra esta ley que están organizando los distintos centros educativos,  a participar en una gran manifestación automovilística que tendrá lugar el próximo domingo 22 de noviembre a las 11 horas en Ciudad Real y a firmar el manifiesto en la web masplurales.es, donde ya se han recogido más de millón y medio de firmas en defensa de la libertad de enseñanza.