Una veintena de personas con discapacidad intelectual de Ciudad Real participarán en el Taller de Pensamiento Libre que Plena Inclusión Castilla-La Mancha y el Centro de Filosofía para Niños, en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real van a llevar a cabo a lo largo de este año 2019.

Una veintena de personas con discapacidad intelectual de Ciudad Real participarán en el Taller de Pensamiento Libre que Plena Inclusión Castilla-La Mancha y el Centro de Filosofía para Niños, en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real van a llevar a cabo a lo largo de este año 2019.

El objetivo de estos talleres es que cada participante trabaje sus potencialidades, aprenda a pensar mejor, a expresar sus ideas y a respetar las de los demás. Los talleres son espacios en los que se estimula a cada persona a pensar, a hacer preguntas y a ponerle nombre a sus emociones. Esta mañana ha tenido lugar la presentación de este taller en el Espacio Joven, a la que han acudido unas 40 personas de diferentes entidades que trabajan con personas con discapacidad.

La concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa, Matilde Hinojosa, reconocía que desde el Ayuntamiento de Ciudad Real “hemos apostado muy fuerte por la eliminación de barreras, barreras que dificultan el ejercicio pleno de la libre ciudadanía. En este caso en una barrera intelectual, es mejorar las competencias básicas de las personas, convirtiéndolas en libre pensadores”.

“A veces –reconocía- a estas personas se les dificulta o no se les consulta, o no se les deja tomar decisiones de su vida diaria. Con este taller se pretende fomentar todas esas competencias, contando con el apoyo a las familias, el apoyo de las administraciones, con las entidades”. Se trata de seguir eliminando barreras y la concejala valoraba que estas “barreras no siempre están donde los ojos apuntan: no solo son barreras arquitectónicas y barreras intelectuales, hay barreras cognitivas. En este caso también es una eliminación de barreras, ya que si no puedes ejercer con autonomía tu vida diaria, hay barreras que te lo están dificultando, y desde las administraciones públicas junto a las entidades tenemos que eliminar esas barreras”.

Sandra Tello, responsable del proyecto en Plena inclusión Castilla-La Mancha, reconocía que este proyecto se inició hace bastante tiempo en Valencia, con una asociación que trabaja con niños, y se decidió trasladar esta iniciativa a personas con discapacidad intelectual para ver cómo podría funcionar.

La idea se trasladó a una serie de regiones como una experiencia piloto con un convenio entre Plena Inclusión y Filosofía para Niños y desde hace dos años se está trabajando en este proyecto en Toledo, que reconocía ha funcionado muy bien. “Se nota mucho cambio en todos aquellos que asisten, en su forma de expresarse, en su forma de participar y pensamos que continuando con el proyecto, sería interesante dar la oportunidad a que en otras ciudades personas con discapacidad intelectual pudiesen participar también en el taller, acercando nosotros el taller, y fruto de esa idea, estamos aquí para presentar lo que va a ser el taller con la idea de gestionarlo y trabajarlo durante todo este año en Ciudad Real, con todas las asociaciones y las personas con discapacidad que quieran participar”.

Luis Alberto Prieto, presidente del Centro de Filosofía para Niños de España, argumentaba que las dinámicas de trabajo de estos talleres vienen del proyecto de filosofía para niños que realizan en toda España para chicos escolarizados y para otras personas que están fuera de la escuela, como incapacidad intelectual.

“Trabajamos desde el pensamiento crítico, emocional y el pensamiento en valores desde la moral. Esas tres patas forman el conjunto. El pensamiento crítico, la manera de argumentar, desarrollar las destrezas cognitivas les hacen ser más autónomos, les hacen poder decidir por sí mismos. Pero eso sin un pensamiento emocional sin poder tener un control de las emociones, eso tampoco sería bueno para ellos. También anclado en unos valores morales donde poder agarrase y poder ir hacia delante. Hay unos procedimientos de trabajar que ellos enseguida cogen y que les facilita el pensar mejor”.