Los datos del paro publicados esta mañana por el SEPE relativos al mes de junio de 2020 confirman una tendencia apuntada en mayo de freno a la destrucción de empleo en Castilla-La Mancha, después de los despidos de marzo y abril por la crisis derivada del COVID-19. La región recupera en junio un 2,21% de afiliados respecto al mes anterior; registra un descenso del paro del 3,20% y recupera trabajadores y trabajadoras en ERTE, sobre todo en los sectores de hostelería y comercio que han reabierto con las diferentes fases de la desescalada y la nueva normalidad.

UGT CLM pide el refuerzo de políticas de empleo en los presupuestos y ser cautos con los aparentes buenos datos de empleo 1

Sin embargo, la responsable del Gabinete técnico de UGT CLM, María Ángeles Huete incide en que la región registra un 14,94% más paro que hace un año (24.407 parados y paradas más), además de otras, al menos, 63.168 personas que continúan en ERTE según los datos de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo. “Conviene ser cautos con los aparentes buenos datos porque en los próximos meses podría evidenciarse una realidad peor si los ERTES se convierten en ERES o en despidos individuales y colectivos a pesar de las ayudas otorgadas para evitarlo”, afirma Huete.

UGT CLM considera que la flexibilización de los ERTES y las ayudas de las distintas administraciones a empresas y autónomos han sido fundamentales para frenar la pérdida de empleos, pero alerta de que el mercado de trabajo después de la pandemia ahonda en los problemas estructurales del empleo: temporalidad generalizada en la contratación y precariedad concentrada en jóvenes, mujeres y personas paradas de larga duración.

“Nueve de cada 10 contratos realizados en junio en CLM fueron temporales, y si sumamos las mujeres y los menores de 25 años parados en el último año suponen el 55,52% de los nuevos parados; lo cual evidencia que la destrucción de empleo sigue recayendo en ellos y que es necesario reforzar vía presupuestos las políticas de empleo destinadas a su reincorporación”, declara Huete. En esta línea, Huete llamó a “evitar por todos los medios” que la pandemia provoque un aumento de la brecha de género en el empleo, ya que, respecto al mes anterior, el paro femenino baja en CLM un 1,92% pero el masculino lo hace en un 5,25%. “Las mujeres, que a día de hoy son el 62% de la población parada de la región, tienen que reincorporarse a sus trabajos y para eso necesitamos avanzar y regular una verdadera conciliación de la vida familiar y personal, no solo proporcionar ayudas puntuales, aunque son sin duda necesarias”.

Por sectores, junio dejó malos datos interanuales con aumentos del paro de entre el 16 y más del 20% en construcción, industria y servicios. UGT CLM incide en la necesidad de desarrollar un Plan Estratégico nacional en el sector industrial porque “actualmente la industria manufacturera es el sector que más personas tiene en ERTE en CLM, tenemos que asegurarnos que ese empleo no se pierde en los próximos meses y debemos afianzar un sector industrial más fuerte en la región para no fiar toda la economía al sector servicios”, defiende Huete. Por otra parte, para ese sector servicios UGT CLM propone impulsar el consumo interno para reactivar el comercio y la hostelería que se han visto tan perjudicados por la pandemia.