El Gobierno de Castilla-La Mancha trabaja en incorporar una nueva tecnología denominada ‘SIGNOS’, con la que pretende mejorar la accesibilidad de personas sordas a la Administración autonómica, en concreto, a la Consejería de Bienestar Social, las direcciones provinciales de este departamento y los Centros Base.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, se ha reunido con el responsable de la empresa Accecity, Rodrigo Hernández, encargada de desarrollar esta tecnología que se basa en una plataforma digital basada en la video-interpretación.

El objetivo es ofrecer a las personas sordas, cuando se encuentren en los espacios de la Consejería de Bienestar Social, un servicio en tiempo real a través del ordenador o tablet para conectar con un intérprete de lengua de signos que les facilitará realizar gestiones o solicitar información.

A través de este sistema, totalmente gratuito para los usuarios y usuarias, el Gobierno de Castilla-La Mancha contribuye a romper las barreras que afectan a las personas sordas en su vida diaria y trabaja para alcanzar la igualdad de oportunidades.

Accecity es una plataforma de interacción ciudadana que fomenta y facilita la participación e integración de las personas, con una especial atención en comunidades en riesgo de exclusión social.

A la reunión de la consejera de Bienestar Social y el responsable de Accecity, también asistió el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez.