La concejala encargada del Cementerio municipal, Marta Medina, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, han dado cuenta este viernes del protocolo anticovid elaborado por el Ayuntamiento de Toledo para organizar la afluencia de visitantes al camposanto desde el 30 de octubre al 1 de noviembre, coincidiendo con la celebración del Día de Todos los Santos.

“Desde el Ayuntamiento sabemos la importancia y emotividad que tiene esta festividad para nuestros vecinos y vecinas y máxime cuando nos encontramos en esta situación de pandemia y muchas familias no pudieron despedirse de sus seres queridos como hacemos de manera cotidiana por las restricciones, el confinamiento y la desescalada”, ha señalado Marta Medina.

El equipo de Gobierno, ha explicado, “fue, es y será muy sensible con el dolor de estas familias”, de ahí que estableciera en el mes de mayo, un protocolo de cita previa para asistir de forma ordenada al Cementerio tras el estado de alarma. El objetivo del protocolo del 1 noviembre no es otro que “proteger a los ciudadanos y minimizar el riesgo de contagio” que “todavía sigue muy presente”.

Acceso dividido en seis puertas

Durante estos tres días, se mantendrá el horario habitual del Cementerio, de 8:00 a 20:00 horas, y se regulará el acceso al camposanto debiéndose realizar éste por la puerta más cercana a la sepultura que se va a visitar. Para ello, “hemos dividido el camposanto en seis zonas que se corresponden con las seis puertas que tiene el recinto”, ha concretado la edil del área.

Para hacer llegar esta información a los ciudadanos, se ha elaborado un plano que se divulgará a través de los canales de difusión habituales del Ayuntamiento, medios de comunicación, una campaña de promoción en los autobuses urbanos y se hará llegar a las asociaciones de vecinos de la ciudad.

Tal y como ha explicado Marta Medina, para visitar los patios de la parte más cercana a la capilla, se accederá por la puerta principal; para acceder a los patios cercanos al paseo de San Eugenio se han establecido tres entradas, correspondientes a las tres puertas situadas en esa calle; para visitar las sepultaras situadas en la zona norte, el acceso será por la plaza de Grecia y, por último, los patios centrales de la zona oeste tendrán acceso por la calle Dinamarca.

Desinfección de manos y control de temperatura

Marta Medina ha señalado además que, en cada puerta se realizará la desinfección de manos con gel hidroalcohólico y controles de temperatura, “impidiendo el acceso a aquellas personas que presenten fiebre”. Asimismo, se han establecido itinerarios de entrada y de salida del cementerio y solo se permitirá un máximo de cuatro personas por sepultura. Las fuentes de agua permanecerán cerradas, así como los aseos, “salvo casos de extrema necesidad”.

A parte de estas medidas, los concejales han hecho una serie de recomendaciones a los visitantes del Cementerio, como adelantar o atrasar la visita al camposanto, evitando si fuera posible los días que se prevé mayor afluencia -del 30 de octubre al 1 de noviembre-; limitar el tiempo de estancia, y respetar en todo momento los itinerarios, señales e indicaciones de Policía Local y de las personas que velarán por la seguridad y la organización.

Operativo de seguridad y movilidad

De otro lado, Juan José Pérez del Pino ha informado sobre el operativo de seguridad y movilidad que se ha diseñado para estos días en el que cumplirá un papel fundamental la Policía Local con la presencia de doce agentes que “llevarán a cabo controles tanto en los accesos como en el interior del Cementerio” y serán los encargados, junto a los voluntarios, de vigilar los aforos según las circunstancias de cada momento.

Además, se reforzará el Servicio de Transporte Urbano ya que a la línea regular que pasa de manera habitual por el camposanto de la capital, la número 14, se sumarán servicios especiales directos desde el Casco Histórico y el Polígono-Santa Bárbara. “Esta información detallada la daremos la próxima semana”, ha manifestado el también concejal de Movilidad, quien ha recordado que existen 750 plazas de aparcamiento en el entorno del Cementerio.

Para evitar aglomeraciones en las entradas de este espacio municipal, se ha previsto también que todos los accesos cuenten con un puesto de flores para que las personas que quieran comprar un ramo o un centro no tengan que desplazarse hasta otra puerta que no les corresponda.

Colaboración y compresión ciudadana

Ambos ediles han apelado a la responsabilidad y colaboración ciudadana para que “todo el mundo pueda cumplir con esta tradición de manera segura”, ha apuntado Marta Medina. “Es una tarea de todos”, ha precisado Pérez del Pino, quien ha pedido a aquellas personas que presenten síntomas, “no vayan” porque ponen en peligro la salud de otros.

Protocolo cementerio 2020