El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Toledo celebrado este jueves 18 de febrero ha aprobado una proposición de apoyo y compromiso institucional con las reivindicaciones del 8M y la igualdad de género que incluye el refuerzo de los recursos económicos y humanos destinados al desarrollo de las políticas de igualdad activas, integrales y participativas, poniendo especial atención a mujeres migrantes y en situación de especial vulnerabilidad.

La proposición, planteada por los grupos municipales PSOE e Izquierda Unida- Podemos del Ayuntamiento de Toledo, ha sido presentada por la edil de Igualdad, Ana Belén Abellán, y ha contado con los votos a favor de todos los grupos políticos y ediles que conforman la Corporación a excepción de Vox, que ha votado en contra.

La propuesta contempla el impulso y la evaluación de los recursos destinados a corresponsabilidad para adecuarlos a las necesidades de las familias y mejorar su cobertura, así como generar recursos públicos en este sentido. Y es que “se estima que la crisis económica provocada por la pandemia también afecte más a las mujeres ya que no debemos olvidar que tenemos mayor tasa de desempleo y que esto se acentúa entre las personas jóvenes”.

“Las mujeres trabajamos sin remunerar 51 días al año con respecto a los hombres. A largo plazo, esta brecha salarial afecta a sus pensiones. Además, sufren mayor riesgo de pobreza y exclusión social que los hombres, instalándose especialmente en los hogares monomarentales”, ha mantenido Abellán.

Asimismo, esta moción plantea desarrollar políticas encaminadas a la abolición de la prostitución como forma extrema de violencia de género, la realización de un plan para el cierre de locales donde se consume prostitución con independencia de la licencia de actividad bajo la que operen atendiendo a la emergencia sanitaria, la protección de las mujeres y la articulación de medidas de protección, así como alternativas habitacionales, asistencia sanitaria y planes de inclusión laboral con una metodología de evaluación y seguimiento.

Finalmente, la propuesta incluye que el Ayuntamiento evite publicidad discriminatoria o denigrante hacia las mujeres y dar cuenta al Pleno de la implantación, seguimiento y estadísticas de las medidas acordadas el año anterior con motivo de aprobación de este texto, como evidencia de compromiso real con la moción que se aprueba.