El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha dado a conocer este jueves el plan integral de seguridad vial que el Ayuntamiento va a llevar a cabo en el barrio de Palomarejos que consistirá tanto en la mejora de la señalización vertical como horizontal y que incluye el repintado de alrededor de 70 pasos de peatones.

Una actuación “necesaria”, ha dicho Juan José Pérez del Pino, que además de apostar por la seguridad vial, renovará la imagen de todo el distrito desde la avenida de Barber hasta la calle Gante, y que también cuenta con la conformidad y aprobación de la asociación de vecinos del barrio, con quienes se ha puesto en contacto previamente el Gobierno municipal.

Al mismo tiempo y con el mismo objetivo, el Consistorio toledano llevará a cabo la adecuación de la señalización viaria comprendida entre la Puerta de Bisagra y la Puerta del Cambrón, dos de las principales entradas al Casco Histórico de la ciudad.

Tal y como ha apuntado Juan José Pérez del Pino, el proceso administrativo para la contratación de estas actuaciones, comprendidas en tres proyectos con una inversión que ronda los 100.000 euros, está previsto que se desarrolle en septiembre para comenzar las obras en el mes de octubre, primero con el repintado horizontal y luego con la reposición o mejora de la señalización vertical.