La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha avanzado que el Gobierno local ha mantenido una reunión este lunes con empresarios, comerciantes y vecinos del Casco Histórico en la que se ha acordado aplazar las obras de la calle Comercio hasta el próximo 11 de enero tras la temporada navideña con el objetivo de facilitar las compras en el comercio de proximidad durante estas fechas tan señaladas.

“Así lo han decidido los propios comerciantes de la zona”, ha señalado la responsable local, quien ha insistido en que la remodelación de esta vía tan emblemática de la ciudad se “hace para ayudar, no para fastidiar a nadie”, de ahí que, desde el principio, el Ayuntamiento apostara por el consenso y la escucha activa para abordar esta obra de cerca de un millón de euros.

A preguntas de los medios en la rueda de prensa que ha ofrecido la alcaldesa esta mañana junto a los miembros del Pacto por el Desarrollo Económico y el Empleo, Milagros Tolón ha explicado que las obras se retomarán desde el número 7 de la calle Hombre de Palo hasta donde ha llegado la primera fase, que estará concluida esta semana tal y como se comprometió con los colectivos afectados el Consistorio toledano.

Las obras de mejora de la calle Comercio contemplan la renovación del pavimento, tanto de esta vía como de las calles trasversales, e incluye la modernización de servicios como el saneamiento, abastecimiento, electricidad o telefonía. La primera fase se inició el pasado 16 de noviembre, desde la intersección de la calle Nuncio Viejo con Hombre de Palo hasta el número 7 de dicha vía.

En la reunión de esta mañana han participado la concejala de Obras y Servicios Medioambientales, Noelia de la Cruz; el concejal de Empleo, Promoción Económica y Turismo, Francisco Rueda, además de representantes de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), la Asociación de Comerciantes ‘Distrito 1’ y la coordinadora de asociaciones del Casco Histórico.

2.400 metros cuadrados

A través de este proyecto, se actuará en la conocida calle Ancha, la plaza de las Cuatro Calles y la calle Hombre de Palo, tres de los viales del Casco Histórico más transitados, al mismo tiempo que se intervendrá en el firme y mejora de servicios de las calles Nueva, Sierpe, Cordonerías, cuesta de la Sal y Sinagoga. En total, una superficie de unos 2.400 metros cuadrados.

Con esta obra, se restaurará el pavimento utilizando aquellos acabados y materiales similares a los existentes como losas de granito, adoquines o canto rodado, reparando los desperfectos derivados del alto uso de las vías y asegurando una imagen adecuada y merecida del actual conjunto urbano. Además, las aceras estarán en la misma cota de la calzada para evitar cualquier tipo de barrera arquitectónica.

Asimismo, esta intervención contempla una actuación soterrada que conllevará la creación de una infraestructura de servicio para instalaciones como el saneamiento, abastecimiento, electricidad o telefonía. La obra se ha programado en diversas fases dada la situación cambiante sujeta al avance de la pandemia de la Covid-19 y con el fin de minimizar las afecciones a residentes, comerciantes y usuarios.

Audio: