Los artistas callejeros regresarán el martes, 28 de julio, a las calles de Toledo, en el marco de la resolución de una convocatoria extraordinaria de la Ordenanza Municipal de Arte en la Calle, que regula y ampara legalmente su actividad, con la novedad de tener que adaptar su actuación a las nuevas medidas de seguridad de obligado cumplimiento.

El final del Estado de alarma ha permitido que los artistas que, habitualmente, solicitan permiso para actuar en espacios públicos, a través de la Ordenanza Municipal de Arte en la Calle, empiecen a retomar su actividad, en las mismas condiciones de antes del confinamiento, lo que exige su regulación.

El Concejal de Cultura, Teo García Pérez, ha informado de “la necesidad de adaptar este tipo de actuaciones a las medidas sociosanitarias, lo que va a exigir el cumplimiento de unas condiciones especiales, con marcas en el suelo para limitar la afluencia de gente y evitar aglomeraciones, garantizando la distancia física y protegiendo a los artistas, que únicamente podrán actuar en solitario”.

Una actividad que pretende ir sentando las bases de un regreso a la normalidad de un modo pautado, organizado y normalizado, tal y como ha indicado Teo García, quien ha señalado que el Ayuntamiento “no ha estado ni un momento parado” como lo demuestra la paulatina puesta en marcha de las diferentes actividades.

Para el responsable municipal “la música de nuestros artistas en la calle es una más y, por tanto, tenemos la obligación de regular e ir superando, día a día, el tiempo pausado que nos ha tocado vivir, pero ahora con la máxima prudencia, dentro de la legalidad y siendo conscientes que la actividad se desarrolla en el marco de una ciudad Patrimonio de la Humanidad”.

La convocatoria extraordinaria pretende recuperar los espacios regulados. Las solicitudes se podrán presentar desde las 00:00 horas del 13 de julio hasta las 23:59 horas del 26 de julio. El sorteo para el reparto de zonas se realizará el 27 de julio, a las 11:00 horas.

Estas autorizaciones permitirán actuar a cada artista en el espacio indicado entre el 28 de julio y el 30 de septiembre, siempre que se respeten las medidas especiales exigidas y las contempladas en la Ordenanza. Tampoco puede suponer un ejercicio de actividad mercantil directa.

Con esta nueva planificación y reglamento excepcional, el Ayuntamiento quiere facilitar la labor a los responsables de estas actuaciones respecto a la seguridad ciudadana en la ciudad. Entre las medidas sanitarias estipuladas destacan: establecer marcas en el suelo para delimitar la distancia interpersonal de seguridad; dejar dos metros de distancia frente al público, tres si se trata de instrumentos de viento; la obligatoriedad de no permitir una concentración de público superior a las 25 personas y el carácter intransferible y personal de la autorización otorgada para este período de tiempo.