El servicio de PET-TAC móvil que realiza estas pruebas diagnósticas de Medicina Nuclear en el Hospital General Universitario Nuestra Señora del Prado, de Talavera de la Reina (Toledo) ha evitado ya que 419 pacientes de esta Área Sanitaria tengan que desplazarse a Ciudad Real para someterse a esta exploración.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha visitado esta semana la unidad móvil de PET-TC que se instala desde el mes de abril del año pasado a las puertas del centro sanitario talaverano y que recientemente ha ampliado su frecuencia pasando de una vez cada quince días a un día a la semana, mejorando así la accesibilidad de los pacientes a esta prestación.

Fernández Sanz ha destacado la gran aceptación de esta prestación por parte de los usuarios, que valoran muy positivamente la atención recibida. Y es que además de mejorar la accesibilidad en un contexto de gran dispersión territorial, permite mejorar la equidad en el acceso a la asistencia sanitaria especializada.

Entre las consecuencias derivadas de este servicio se encuentra la menor incertidumbre sobre la prueba, al realizarse en un entorno “más amigable”, por conocido, para el paciente; el ahorro de tiempo y kilómetros correspondientes a los desplazamientos del paciente y, con frecuencia, de algún acompañante; el ahorro del gasto que supone el desplazamiento; o la pérdida de jornada de trabajo tanto para el paciente como para el acompañante.

Según los cálculos realizados por la Gerencia de Atención Integrada de Talavera, a los 419 pacientes que han utilizado este servicio se les ha evitado la realización de 172.000 kilómetros (4,3 vueltas alrededor de la tierra), una pérdida de tiempo en trayectos de 113.160 minutos (79 días), y unos gastos por desplazamientos de 33.520 euros (una media de 80 euros por paciente).

La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) es una exploración no invasiva de diagnóstico por imagen capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano, que, en combinación con el TC (Tomografía Computarizada), proporciona imágenes que señalan la ubicación anatómica de la actividad metabólica anormal dentro del cuerpo, proporcionando diagnósticos más precisos que si las exploraciones con ambas pruebas se realiza por separado.

Su realización es muy relevante en la detección, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oncológicas, por lo que la instalación en Talavera de la Reina de esta Unidad móvil supone un avance muy relevante para los pacientes del Área, que no tiene ya que desplazarse a Ciudad Real a someterse a esta prueba.

Esta unidad móvil es un claro ejemplo de la apuesta por el trabajo en red del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ya que las imágenes que se obtienen en esta unidad móvil son interpretadas, leídas e informadas por los especialistas en Medicina Nuclear gracias a la conexión de este servicio a ‘NumisCAM’, un sistema de información desarrollado por el SESCAM que permite la disponibilidad digital de los informes e imágenes validados, con lo que se gana en rapidez y capacidad de respuesta en el diagnóstico.