Tirteafuera arropó a la Virgen del Rosario después de dos años sin salir en procesión

La pedanía de Tirteafuera pudo acompañar ayer, domingo 4 de octubre, a la Virgen del Rosario en el día grande de las celebraciones organizadas por el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, y que comenzaron oficialmente el viernes pasado luego de la ofrenda floral.

Tirteafuera arropó a la Virgen del Rosario después de dos años sin salir en procesión 1

Según lo arreglado, al mediodía de ayer tuvo lugar la misa en honor a la patrona, cuya imagen discurrió en procesión desde las nueve de la noche por las calles de la localidad, acompañada por diferentes autoridades municipales, entre ellos el alcalde José Lozano y su representante pedáneo, Francisco Rodríguez-Borlado.

También intervino la banda de música de la Asociación ‘Pablo Sorozábal’ y decenas de fervorosos acompañantes para, junto al sacerdote Juan Carlos Torres, completar un séquito que se congratulaba ante la posibilidad recuperada de ver a la Virgen del Rosario salir y entrar en el templo de Santa Catalina.

El programa específico de fiestas en Tirteafuera dio inicio el jueves con el concurso de cuatrola, en tanto por la tarde del viernes la patrona de esta otra aldea, recibía ya el agasajado fervor de sus conciudadanos en la tradicional ofrenda floral que se rinde tradicionalmente tal y como se indicó.

También el viernes se programó el primero de los bailes populares, organizado por el Consistorio almodovareño durante estas fechas y que, como en el caso de los que se celebraron el sábado y domingo, dio comienzo a las diez y media de la noche en el salón polivalente municipal.

El sábado también hubo charanga de animación a las 16:30 hora, y ayer domingo la misa a mediodía en honor a la Virgen del Rosario y a las cuatro de la tarde actuaciones y concursos infantiles con Cumple Park, y cerrando la programación ya de noche con la actuación flamenca del grupo ‘Cositas Buenas’.

– patrocinadores –

Turismo de Castilla-La Mancha

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba