“Para el Gobierno de Castilla-La Mancha, el tratamiento de las quejas y reclamaciones tiene como objeto poder llevar a cabo su posterior análisis y evaluación”. Así lo ha asegurado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en las Cortes de Castilla-La Mancha, explicando que “las quejas, reclamaciones y sugerencias deben considerarse como una oportunidad para cualquier organización sanitaria que quiera mejorar la calidad de sus servicios y enfocar su actuación hacia el beneficio y bienestar de los usuarios”.

Fernández Sanz ha explicado que en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se dispone de herramientas formativas y de actuación para responder a las demandas de atención e información de los ciudadanos en este ámbito, destacando el ejemplo del Manual para la Información y Atención al Ciudadano en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, elaborado en 2010.

Por ello, ha reiterado que “entendemos que no resulta ético recoger las quejas, reclamaciones o sugerencias de los pacientes y usuarios de los servicios sanitarios si éstas van a ser ignoradas”.

El Gobierno regional entiende que la opinión de los ciudadanos sobre las políticas seguidas en el ámbito sanitario y las expectativas que tienen, respecto a la prestación de los servicios asistenciales, cobran cada día mayor trascendencia a la hora de impulsar mejoras en los hospitales y centros de salud.

El objetivo es garantizar mecanismos de transparencia y con vocacion de mejora. El Portal de Transparencia y Salud se abrió como canal de información para que los pacientes opinen, entendiendo que sus aportes ayudan a mejorar el sistema sanitario regional.

Fernández Sanz ha explicado que el rastro dejado por la inacción del anterior Gobierno y “el destrozo que afectó a la Sanidad, se puede observar en los datos de la época”. En este sentido, ha destacado el incremento radical que se produjo a partir de 2011 en las quejas y reclamaciones de los usuarios, pasando de 14.289 en 2011 a cerca de 30.000 en 2013, llegando a más de 31.000 en 2014.

El consejero recordó que a partir de 2012, se ocultaron más de 10.000 reclamaciones relacionadas al copago farmacéutico y descubiertas por el Gobierno actual, destacado por al transparencia.