Con la publicación del Real Decreto 926/2020, del 25 de octubre, por el cual se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, sorprende que no se haga mención del ámbito educativo, salvo que la “asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil” permite la movilidad entre comunidades autónomas. Esperaremos a los próximos días para ver si el Gobierno de Castilla-La Mancha define alguna medida nueva en nuestra región, aunque somos escépticos.

STE-CLM denuncia que no se tomen nuevas medidas en los centros escolares pese a la grave situación social 1

La preocupación de STC-CLM es por el informe de la situación de brotes de COVID19 del 23 de octubre de 2020 del Ministerio, que indica que “Los brotes en centros educativos suponen el 13,4% de los brotes y el 12,9% de los casos, observándose un aumento respecto a las semanas previas”. Era de prever, STE-CLM ya avisó que se tardaría tiempo en ver si las medidas aplicadas en el ámbito educativo funcionaban, y ya podemos concluir que no, que si no se toman nuevas medidas iremos a peor en las próximas semanas aún con el estado de alarma declarado.

El escepticismo se debe a que en cada protocolo publicado, se trata de buscar el mínimo impacto económico antes que la máxima seguridad, que debería ser la meta principal. Que no se quiere invertir en educación para no descuadrar las cuentas ya que se pide a la comunidad educativa que se retracte en su propuesta inicial de no hacer grupos de más de 15 personas, y tirando de Lakoff inventamos algún término como “grupo estable de convivencia” o “grupo burbuja” y así transmitimos seguridad, y asunto tapado que no solucionado. Que el alumnado no cabe en las aulas, pues decimos a la comunidad científica que se retracte en su primera opinión de mantener la distancia interpersonal de 2 metros por 1,5 metros, ahora si entran todos los pupitres y no hay que buscar nuevos espacios.

Que aparecen los primeros casos, pues redefinimos qué es contacto estrecho y hacemos menos PCR, menos aislamientos y menos cuarentenas. Que nos hablan de la transmisión por aerosoles, pues pedimos abrir ventanas en todas las aulas, a pesar del frío y que en algunos casos no mejore la ventilación sino que llegue a perjudicar, como han dicho ya varios colegios de ingenieros. Que no damos a basto con los rastreos, pues que los hagan los propios centros, el responsable COVID o quien sea, pero por favor que haya el menor número de casos que seguir que no tenemos medios suficientes.

Por eso, STC-CLM está exigiendo que no se obvie los preocupantes datos al alza de contagios y brotes en los centros educativos y se revisen los protocolos, dando mayor peso científico a la prevención y menos injerencia política a la ejecución.