Sigüenza merece ser ciudad patrimonio de la humanidad y ofrece un increíble recorrido por la mejor historia del arte de los últimos novecientos años.

Sigüenza, nueve siglos de arte en un solo lugar 1

En las vísperas del noveno centenario de su reconquista, Sigüenza busca ser de derecho lo que ya es de hecho: ciudad patrimonio universal de la humanidad. Las razones son muchas. Como muestra, ahora brindan un telegráfico recorrido por el arte monumental y de primera categoría que Sigüenza acumuló en los últimos 900 años.

“¿Quieres arte románico? Ven a Santiago y a San Vicente. ¿Te encanta el gótico? Contempla los pináculos del exterior de Santa María de los Huertos y las preciosas bóvedas del interior del templo. Y si te has quedado con ganas de más románico y de más gótico, descúbrelo primoroso en tantos rincones de la catedral”.

“¿Es lo tuyo el estilo artístico propio del renacimiento? Disfruta de la Plaza Mayor y de sus soportales y de la Plazuela de la Cárcel. ¿Prefieres plateresco? Vuelve a Santa María de los Huertos, y luego admira en la catedral seguntina la sacristía de las Cabezas y el esplendoroso conjunto del transepto o crucero norte (Santa Librada)”.

“Es que lo mío, aunque ahora no esté de moda, es el prodigio y la exuberancia del barroco, ¿adónde voy?. Regresa a la catedral y contempla el trascoro en honor de la Virgen de la Mayor; y después quédate maravillado de todo conjunto exterior, singularmente la fachada, de las Ursulinas”.

“¿Quieres neoclásico? Tienes cita ilustrada, obligada y gozosa en el Callejón de Infantes, en las fachadas de los antiguos seminarios y universidad, en el Paseo de San Roque, en la catedralicia puerta del mercado y hasta en la huerta del obispo entre Sigüenza y Alcuneza”.

“No lo dudes: si quieres arte, ven a Sigüenza, verdadero patrimonio de la humanidad”.