El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha retomó el 22 de septiembre las pruebas de la OFerta Pública de Empleo de 2016 mediante la celebración del examen correspondiente a la categoría de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería. HUbo 13.488 aspirantes admitidos y se llevó a cabo en cinco capitales de provincia de la región en forma simultánea.

Además, el 29 de septiembre se celebrarón los exámenes de Celador con 17.061 aspirantes, y los de Técnico Sanitario Superior de Anatomía Patológica con 479 admitidos.A

A principios de octubre también se llevarón a cabo los exámenes de la categoría Enfermería, el más numeroso con 18.009 admitidores, y el de grupo Auxiliar de la Función Administrativa que contó con 13.013 admitidos.

En total, la Oferta Pública de Empleo convocó para 239 plazas de Enfermería, 161 Auxiliares de Enfermería, 160 del Grupo Auxiliar de la Función Administrativa; 98 en Celador y 5 para Técnico Sanitario Superior de Anatomía Patológica.

Hubo un elevado volumen de aspirantes y los exámenes se realizaron de forma simultánea en las capitales de la región, salvo la prueba de la categoría Técnico Sanitario Superior de Anatomía Patológica que tuvo sede única en Toledo.

El correcto desarrollo de los exámenes estuvo garantizado por un operativo integrado por más de 3.200 personas.

Mejora del empleo público

Estos exámenes se suman a los ya celebrados durante el pasado mes de abril para catorce de las categorías incluidas en la OPE de 2016, a los que se presentaron un total de 7.379 aspirantes para cubrir un total de 362 plazas.

De este modo, el Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en su compromiso de mejorar las condiciones laborales de los profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ofreciéndoles la posibilidad de acceder a una plaza en propiedad. Así, a las 1.030 plazas incluidas en la convocatoria de 2016 hay que sumar las 2.204 plazas de la OPE de 2017, también aprobada ya por el Ejecutivo regional.

Las Ofertas Públicas de Empleo serán reforzadas con dos más en 2018 y 2019, definiendo esta actual legislatura como la que más plazas de empleo público en ámbito sanitario convocó en toda la historia de Castilla-La Mancha.