El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando en garantizar el acceso al agua para sectores de la industria agroalimentaria como el del melón y la sandía, que “sin este bien” no tienen futuro. Así lo manifestó el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

El consejero acompañó al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la visita a las instalaciones de Mercomancha, una empresa que se dedica a comercializar productos agrarios y alimentarios, y a prestar servicios de comercialización y transformación agroalimentaria. Actualmente la empresa tiene un volumen de negocios que oscila entre los 27 y los 30 millones de euros, y 400 hectáreas de plantaciones de melón y sandía, siendo una empresa líder del sector.

Martínez Arroyo agradeció, en nombre del presidente, el esfuerzo de la industria agroalimentaria, que en la actualidad supone “más del 15 por ciento del PIB” regional. Riqueza que “generamos cada día entre todos”, consiguiendo que el peso se incremente en 1 por ciento gracias a “empresas como esta”.

Castilla-La Mancha cuenta en la actualidad con más de 10.000 hectáreas dedicadas al melón y la sandía y 2.000 agricultores, además, se trata de un generador de empleo por la contratación de muchas personas en la industria y el campo.

Francisco Martínez Arroyo ha indicado que el del melón y la sandía es un sector que genera riqueza y empleo y sin agua habría “menos” para estas “agrociudades” como Manzanares, “ciudades y pueblos que se han construido alrededor de la industria agroalimentaria”, la que “ha transformado” el producto de los agricultores y ganaderos allí donde estos viven.

Por eso “La Mancha es lo que es”, ha explicado, añadiendo que “tenemos que seguir trabajando para garantizar ese recurso tan importante como es el agua”.

Con el sector “de la mano” para avanzar en la Interprofesional y la IGP

En este sentido, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural también destacó el esfuerzo del sector “de la mano de la mano de la Administración”. Señaló que hay que seguir avanzando en el desarrollo de la Interprofesional del melón y la sandía en la región, y en el desarrollo de la Indicación Geográfica Protegica (IGP) ‘Melón de la Mancha’.

El consejero de Agricultura ha señalado que “necesitamos que todo el sector esté unido” y que tenga “más organización” para que existan “empresas más fuertes que defiendan bien los intereses de los agricultores a la hora de negociar con la distribución”.

Eso, ha insistido, solo lo vamos a conseguir “con una Interprofesional muy fuerte y en una IGP en la que todos confiemos” porque “necesitamos que los consumidores, cuando reconozcan nuestros productos, puedan leer la palabra ‘Mancha’” porque, el melón, ha remarcado, “es de La Mancha”.

En la visita a las instalaciones de Mercomancha han acompañado al presidente de Castilla-La Mancha el gerente de la empresa, Antonio Atienza, así como representantes locales y provinciales.