El Servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital General Universitario Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), realizó durante 2018 más de 8.200 pruebas de resonancia magnética, lo que supone un ligero incremento del 1,3 por ciento con respecto al año anterior y un 41,7 por ciento más que en 2014, último año completo de la legislatura anterior.

Además, este incremento se acompaña de un descenso de la actividad concertada con otros centros para la realización de esta prueba, que ha pasado de 1.776 pruebas en 2014 a ninguna en 2018, mejorando la eficiencia del sistema sanitario público y haciendo un mejor uso de los recursos.

En diciembre de 2016 se renovó la resonancia magnética del Hospital de Talavera, dentro del Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria del SESCAM, lo que supuso una inversión cercana a los 400.000 euros.

Gracias a esta renovación, la nueva tecnología disponible ha mejorado la calidad de la imagen respecto al anterior equipamiento, así como ha incrementado la rapidez de adquisición de las mismas y ha permitido ampliar la capacidad diagnóstica de los profesionales, incrementando la seguridad y la comodidad del paciente.

Así, los datos recogidos desde su puesta en marcha muestran un significativo incremento de actividad, pasando de algo más de 6.100 pruebas en 2016 a las más de 8.200 del año 2018.

Trabajo en red

Por otro lado, gracias a este nuevo equipamiento el Servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital de Talavera se ha sumado al proyecto de trabajo en red con otros centros del SESCAM, de modo que los pacientes de otras áreas sanitarias pueden realizarse en Talavera de la Reina una resonancia magnética, colaborando a la reducción de las listas de espera en otros centros y mejorando la accesibilidad de los pacientes a la asistencia sanitaria.

Este trabajo en red se complementa, además, con la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por continuar mejorando el proyecto ‘Ykonos’, como se conoce a la Red Regional de Informes e Imagen Médica de Castilla-La Mancha, con el que Castilla-La Mancha fue pionera en el campo de la imagen médica hace 20 años.

De este modo, está previsto realizar una inversión de más de 14 millones de euros en los próximos cuatro años, lo que va a suponer la incorporación de nuevas prestaciones que van a permitir que los distintos servicios de radiología trabajen como un único servicio a través de herramientas de trabajo en red.

Con todo ello, Ykonos ofrecerá a los facultativos, tanto en Atención Hospitalaria como en Atención Primaria, herramientas avanzadas que facilitan y agilizan alcanzar un diagnóstico, con mayor rapidez y seguridad, y mejoran el trabajo en red, lo que redunda además en un incremento de la calidad de la asistencia que se presta al paciente.

Todo ello permitirá optimizar los recursos ante problemas o necesidades cambiantes, al tiempo que se llevará a cabo un incremento en la seguridad y disponibilidad de la información de las especialidades que actualmente no se encuentran en la red de imagen.