Castilla-La Mancha realiza hoy un nuevo envío de material de protección a las seis Gerencias de Atención Integrada de la provincia de Ciudad Real, para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

El nuevo envío incluye también 3.200 test rápidos para la detección del convid19 que se repartirán de la siguiente manera, mil unidades para las áreas de Ciudad Real y Alcázar de San Juan y trescientos test respectivamente para las áreas de Tomelloso, Puertollano, Manzanares y Valdepeñas.

Se trata del segundo envío que material que realiza el Gobierno de Castilla-La Mancha en la última semana.

Por áreas, la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real ha recibido 10.000 mascarillas quirúrgicas y 800 de alta protección (FPP2), 200 monos impermeables, 210 batas de aislamiento reutilizables, 300 pantallas y otras 300 gafas apantalladas, 24 unidades de solución hidroalcohólica.

Al área de Puertollano corresponden 8.000 mascarillas quirúrgicas y 600 de FPP2, cien monos impermeables, 210 batas de aislamiento, 300 pantallas y 300 gafas apantalladas y 24 unidades de solución hidroalcohólica de 600 ml.

Asimismo, la Gerencia de Atención Integrada de Valdepeñas ha recibido 8.000 mascarillas quirúrgicas y 600 de alta protección o FPP2, cien monos impermeables, 210 batas de aislamiento reutilizables, 300 pantallas, 300 gafas apantalladas y 24 unidades de solución hidroalcohólica.

El área de Manzanares contará 8.000 mascarillas quirúrgicas y 600 de alta protección o FPP2, cien monos impermeables, 210 batas de aislamiento, 300 pantallas y 300 gafas apantalladas y 24 unidades de solución hidroalcohólica.

La Gerencia de Atención Integrada de Tomelloso cuenta igualmente con 8.000 mascarillas quirúrgicas y 600 de alta protección o FPP2, cien monos impermeables, 210 batas reutilizables de aislamiento, 300 pantallas y 300 gafas apantalladas y 24 unidades de hidroalcohol.

Finalmente, el área Mancha Centro de Alcázar de San Juan recibe 10.000 mascarillas quirúrgicas y 800 de alta protección (FPP2), 200 monos impermeables, 210 batas de aislamiento reutilizables, 300 pantallas y otras 300 gafas apantalladas y 24 unidades de solución hidroalcohólica.

Asimismo, todas las gerencias cuentan en este nuevo envío, el segundo que realiza el Gobierno de Castilla-La Mancha en la última semana, con 4.000 pañales de incontinencia, mil empapadores y 250 pack de venopunción para cada una de las áreas.