La Consejería de Sanidad, a través de la Delegación Provincial de Sanidad en Toledo, decidió adoptar medidas especiales las localidades de Quintanar de la Orden, Méntrida, Olías del Rey y Villacañas para frenar la expansión del coronavirus.

Sanidad adopta medidas especiales para las localidades toledanas de Quintanar de la Orden, Méntrida, Olías del Rey y Villacañas 1

Así, estos cuatro municipios se unen a las poblaciones de la provincia de Toledo donde se tuvo que adoptar estas medidas complementarias, son Consuegra, Seseña, Illescas, Yuncos, Cebolla, Fuensalida, La Nava de Ricomalillo y Toledo capital.

A través de una Resolución, se propone el cierre de hogares jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales.

Asimismo, la supresión del servicio de barra en todos los bares y restaurantes de la localidad. El aforo en locales cerrados dedicados a esta actividad se reducirá al 50 por ciento del máximo que estuviera establecido previamente.

Las terrazas de bares y restaurantes reducirán el aforo al 75 por ciento del máximo que estuviera previamente establecido.

Además, se suspende la actividad en los Centros de Día y las visitas sociales en residencias de mayores, viviendas tuteladas y centros sociosanitarios.

Las actividades religiosas limitarán su aforo al 50 por ciento de su capacidad habtiual.

El número de personas en velatorios y cortejos fúnebres serán de un máximo de 10.

Está restrigido el número de personas en eventos sociales como bodas, bautizos y comuniones a un máximo de 25.

Además, se suspende la celebración de mercadillos y mercados al aire libre, y se procede al cierre de parques y jardines con el objetivo de evitar cualquier aglomeración de personas que pueda suponer un riesgo para la transmisión del virus.

Por último, se recomienda a los ciudadanos limitar los encuentros sociales fuera del grupo de convivencia estable.