El concejal de Movilidad y Participación Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha compartido con representantes de distintas asociaciones de vecinos de la ciudad los beneficios y ventajas del autobús urbano eléctrico que circule estos días por las calles de Toledo a modo de prueba para comprobar su comportamiento y prestaciones y si se adapta a las necesidades del servicio.

El objetivo del equipo de Gobierno es adquirir 10 de estos autobuses 100% eléctricos y sustituirlos por otros 10 de gas natural que cumplen su ciclo de funcionamiento a finales del año próximo en su apuesta por tener una ciudad más sostenible, moderna y eficiente, como explicó la alcaldesa Milagros Tolón hace unos días.

Los representantes vecinales han tenido la ocasión de comprobar in situ el funcionamiento del vehículo formando parte de uno de los recorridos de prueba que estos días se están llevando a cabo en la ciudad. Durante el mismo, miembros de Unauto (Grupo Ruiz) les han explicado los aspectos técnicos y características de este tipo de autobuses que usan energías limpias y no contaminante.

Los colectivos vecinales, por su parte, han agradecido al Ayuntamiento la iniciativa y se han mostrado esperanzados para que estas pruebas resulten positivas y dar así un salto tecnológico y verde en el Servicio de Transporte Urbano de Toledo.

Este modelo de autobús llega procedente de la compañía Irizar, empresa líder en la fabricación de autobuses eléctricos, ubicada en Guipúzcoa, y transitará hasta el próximo 10 de enero por algunas de las vías de la ciudad, concretamente a través de las líneas 62 (Zocodover-Benquerencia sur), línea 5 (Zocodover-Santa Bárbara) y línea 91 (Benquerencia-Buenavista).

Características técnicas

Este vehículo denominado i-Etram está propulsado por motores eléctricos de la marca Siemens y ha sido fabricado por la carrocera Irizar con sede en Ormaiztegi (Guipúzcoa). Se trata de un autobús con una moderna estética de 12,16 metros de longitud, 2,55 metros de ancho y 3,38 metros de alto con un suministro de energía de 10 pack de baterías de litio ion con capacidad de carga de 350 kw.

Está equipado de rampa eléctrica y tiene tres puertas para facilitar el acceso y bajada de pasajeros con un aforo de hasta 70 personas (29 sentadas, 39 de pie y dos personas con movilidad reducida). Además, las butacas antivandálicas son de policarbonato y acero, permitiendo una fácil limpieza, desinfección y mantenimiento.

Asimismo, el sistema de iluminación es led, las barras asideras están dotadas de tomas USB para la recarga de dispositivos móviles y el equipo de climatización está equipado con un sistema ECO de alta capacidad de renovación del aire interior del vehículo.

Finalmente, cabe destacar las elevadas prestaciones que ofrece en cuanto a seguridad ya que dispone de cámaras retrovisores que eliminan los espejos exteriores, cámaras perimetrales de 360º, sistema detector de antifatiga del conductor, detector de aproximación de viandantes, bicicletas o turismos, y un sistema de detección de obstáculos delanteros y control de salida de carril.

Esta iniciativa se suma a la reciente dotación al cuerpo de la Policía Local de Toledo de seis vehículos 4×4 híbridos y cero emisiones y un furgón eléctrico para el Cuerpo de Bomberos. Además, el Ayuntamiento viene aplicando medidas de eficiencia energética y sostenibilidad que han permitido reducir la huella de carbono en un 10 por ciento a través de la renovación del alumbrado público, la mejora de la depuración, la renovación de sistemas de calefacción en edificios municipales, la fibra óptica u la digitalización de trámites.

Recorrido con vecinos bus eléctrico (3)