Organizar tu casa puede parecer una tarea demasiado desalentadora, sobre todo si no lo has hecho desde hace tiempo, pero es imprescindible para vivir mejor. Una vez que lo consigas, te darás cuenta de todos sus beneficios y no entenderás cómo has estado tanto tiempo sin organizar tu casa de la manera correcta.

En realidad, las personas superorganizadas no tienen poderes mágicos ni habilidades complejas, solo se adhieren a hábitos y trucos probados que pronto se convertirán en una segunda naturaleza. Tú también puedes, comenzando con estas reglas de organización del hogar para vivir.

Reglas para organizar tu casa

No te pierdas estas reglas para organizar tu casa y vivir mejor, solo tienes que apuntarlas para recordarlas y aplicarlas cuanto antes para que comiences a notar lo bueno de tener tu casa bien organizada todo el tiempo.

1. Ten un lugar para todo

Esta es la diferencia entre las personas que siempre pierden sus llaves, gafas y carteras, y aquellos que rara vez pierden algo. Cuando todo lo que tienes tiene un “hogar”, nunca hay una pregunta sobre dónde lo colocas. Si tienes algo que hace mucho que no usas, no lo necesitas o no encuentras un lugar para poder guardarlo, entonces no tienes por qué mantenerlo.

2. Organizado y desordenado

Puedes ser organizado y desordenado al mismo tiempo. Puedes ser organizado incluso si eres naturalmente desordenado, siempre y cuando agrupes tus pertenencias por categoría en recipientes que hacen que el desorden parezca intencional. Por ejemplo: tira todos tus zapatos en una canasta tejida grande, guarda los guantes y sombreros de invierno en un lindo contenedor junto a la puerta, o coloca todos los mandos de los aparatos electrónicos que usas habitualmente sobre la mesa de café en una atractiva bandeja.

3. La bolsa de las compras

Sigue la regla de la bolsa de compras. Mantén siempre una bolsa de compras en tu casa para los artículos que te das cuenta de que ya no quieres ni necesitas. Después de que la bolsa se haya llenado, regala todo lo que contenga. Si realmente echas de menos algo, irá a la bolsa para recuperarlo poco después de colocarlo allí.

organizar tu casa

4. No tengas demasiados ganchos en tu casa

Nunca es buena idea tener demasiados ganchos. Colócalos en la parte posterior de las puertas, en las paredes o en cualquier lugar donde necesites un poco más de espacio de almacenamiento, pero que no se vean a simple vista. No olvides que los pomos de las puertas también pueden ser ganchos, aunque puede dar más sensación de desorden a la estancia.

5. Algo nuevo, algo fuera

Llevar un artículo nuevo a tu hogar, ya sea ropa nueva o juguetes nuevos o libros nuevos, significa que debes analizar detenidamente los artículos que ya tienes. ¿Hay una camisa en tu armario que no has usado en más de un año y que tu nueva camisa podría reemplazar? Si es así, regala esa vieja camisa.

6. Utiliza la creatividad

Sé creativo con tus cajas de almacenamiento. Para evitar un montón de cajas antiestéticas junto a la puerta de entrada, guárdalas en posición vertical en un lugar destinado a ello. También, puedes usar un objeto para guardar otros. El hecho de que algo no esté destinado al almacenamiento no significa que no pueda ser una excelente solución de almacenamiento para los artículos correctos.

7. Minimalismo

Si bien las definiciones de minimalismo varían, el hecho es que cuantas menos cosas poseas, más fácil será mantenerlas organizadas. Esto es así, y cuando entiendas la necesidad de esta regla para mantener tu hogar organizado, te darás cuenta de lo fácil que es.

organizar tu casa

8. Almacena artículos más pequeños dentro de artículos más grandes

Esto parece obvio, pero piensa en todas esas bolsas de plástico que has metido debajo del fregadero de la cocina o en las cajas de cartón que ha tirado descuidadamente en tu garaje. Simplemente rellena o apila todo junto para que ocupe menos espacio y sea fácil acceder cuando lo necesites.

9. Ciclo de juguetes para niños y mascotas

Si tienes niños o mascotas, haz un ciclo de sus juguetes para que no estén todos dispersos por la casa a la vez. Guarda del 50% al 75% de los muñecos de peluche de tu niño pequeño y los chirriantes juguetes de tu gato, rotándolos de vez en cuando para que los pequeños siempre tengan juguetes “nuevos”.

10. Aprovecha al máximo los espacios de almacenamiento natural (como debajo de tu cama)

Si vives en una región con estaciones distintas, guarda tu ropa fuera de temporada debajo de la cama, en el sótano o en una maleta en la parte posterior de tu armario. Esto te deja más espacio para colgar la ropa que realmente estás usando.

11. Aprovecha al máximo el almacenamiento vertical

¿Tienes poco almacenamiento? No descuides la parte superior de los lugares altos, como tu nevera o muebles de cocina. Sí, tendrás que auparte en un taburete para alcanzar cosas, pero esconder los artículos menos utilizados en lo alto los mantiene alejados de los mostradores de la cocina y otras áreas propensas al desorden.

Más en la Revista de Decoración de interiores y Hogar.