Organizada por  CD. Deporte Integral,  Toledo Orientación y Federación de Orientación de Castilla-La Mancha, se celebraba este sábado, en Quintanar de la Orden, la tercera prueba de la Liga C-LM de Orientación, concretamente en el término municipal de La Rizosa.

La competición de distancia intermedia tenía lugar durante la mañana del sábado; mientras que el micro-sprint se celebraba por la tarde.

La distancia de prácticamente todas las categorías, se puede considerar como intermedia, o mejor dicho, como una distancia media alargada. Los trazados, aunque cuentan con algún tramo largo, se caracterizan por tener un gran número de controles y cambios de dirección, que obligaron a estar concentrados durante toda la carrera.

En resumen, una carrera técnica, en terreno suave, donde los participantes tenían que saber leer muy bien el mapa, especialmente la vegetación, y apoyarse en la brújula en muchos momentos para no cometer errores.

En cuanto al sprint, el objetivo era que los participantes se divirtieran y pasaran un buen rato. Se dibujaron tres trazados dos de ellos similares en nivel de dificultad y otro más fácil para poner a prueba no sólo la capacidad de leer el mapa, sino también la velocidad de lectura de las manchas de la vegetación y la capacidad de navegar rápidamente entre ellas.

La ubicación del terreno de juego, en el centro de la región castellano manchega ha dado lugar a que la mayor parte de los clubes regionales se dieran cita en esta nueva prueba puntuable para la Liga  CLM de Orientación.

Ana Defez del BMT Casas de Ves y Elmar Montero del GODIH de Albacete fueron los mejores en categoría absoluta en un terreno con desniveles suaves, abundancia de piedra caliza y vegetación que combinaba el monte bajo y matorral con áreas de pinar de repoblación.

Al finalizar todas las pruebas, por la tarde, tuvo lugar la entrega de premios.