El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará un total de 5,5 millones de euros para la concesión de 14.000 ayudas de comedor escolar para el curso 2018-2019, que se sumarán a las convocatorias puestas en marcha a lo largo de la legislatura hasta alcanzar al menos las 46.000; algo que contrasta con la situación vivida en el mandato del Gobierno anterior, en el que no se concedió ni una sola ayuda para este servicio.

Lo adelantó el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la colocación de la primera piedra en la primera fase del nuevo instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de Yuncos, en la provincia de Toledo. El acto contó también con la presencia del consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto; el presidente de la Diputación provincial de Toledo, Álvaro Gutiérrez; y la alcaldesa de Yuncos, María José Gallego.

El presidente regional ha explicado que el educativo es uno de los retos “más esenciales” a los que se enfrenta el país en los próximos años para labrar un futuro competitivo, por lo que ha defendido la necesidad de invertir “en la creatividad y en la inteligencia de nuestros niños”.

Por ello, ha continuado García-Page, el Gobierno de Castilla-La Mancha seguirá implementando las medidas puestas en marcha desde 2015 a lo largo de la próxima legislatura, con nuevas ayudas a la adquisición de libros de texto, comedor escolar y un nuevo Plan de Infraestructuras Educativas con el que se eliminarán todas las aulas prefabricadas que existen en la región.

El programa sucederá en el tiempo al que se viene desarrollando desde 2016, y que en el verano facilitará la creación de 1000 puestos de trabajo y otros 2000 a partir de septiembre, cuando se empiece con los últimos proyectos del plan vigente.

En definitiva, ha hecho hincapié el presidente de Castilla-La Mancha, con el conjunto de medidas que se pondrán encima de la mesa durante el período 2019-2022, ningún niño se va a quedar sin educación por problemas económicos”.

“Haremos tal inversión en ayudas para libros o comedores escolares”, entre otros, ha abundado García-Page, “como para que sea posible decir que el que quiera estudiar podrá hacerlo haciendo uso de su inteligencia, independientemente del bolsillo de sus padres”.

Nuevo instituto y nuevo centro médico

Tras la presentación del proyecto del nuevo instituto de Yuncos, se ha procedido al acto de colocación de la primera piedra. El Gobierno regional invierte unos 900.000 euros en este centro, con el que viene a dar respuesta a las necesidades de escolarización y las previsiones de crecimiento en esta localidad de La Sagra toledana, así como de la vecina Cedillo del Condado.

Las obras de la primera fase permitirán que el nuevo instituto tenga cuatro unidades de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), así como aulas para grupos pequeños, plástica y pistas deportivas. El edificio tendrá abastecimiento energético a través de una caldera de pellet, como parte del Pla Regional de Biomasa del Gobierno autonómico para reducir el dióxido de carbono en la atmósfera.

El presidente de Castilla-La Mancha ha valorado el impulso que está experimentando Yuncos desde el inicio de la legislatura “después de años de paralización” y, en este contexto, ha anunciado el inicio de las obras del nuevo centro médico de la localidad para el próximo otoño.