El concejal de Urbanismo, Vivienda y Promoción Económica, Teo García, ha avanzado este lunes en rueda de prensa que el Ayuntamiento de Toledo ha solicitado al Ministerio de Fomento el 1,5 por ciento Cultural -que contempla la financiación de los trabajos de conservación o enriquecimiento de bienes inmuebles del Patrimonio Histórico Español- para la puesta en valor de la Puerta del Vado, ubicada en el barrio de la Antequeruela.

García ha estado acompañado en esta comparecencia por el Arquitecto Municipal, Ignacio Álvarez Ahedo, para explicar los detalles de la propuesta planteada al Gobierno central en régimen de concurrencia competitiva con un montante global de 1.536.385 euros y una aportación municipal con cargo al presupuesto municipal de 2019 de un 28 por ciento del total, es decir, 430.187 euros.

El edil de Urbanismo ha explicado que el fin último de la actuación es la recuperación de la Puerta del Vado, haciéndola accesible, así como el acondicionamiento del espacio exterior a la muralla y la recuperación del espacio superior de la Torre de la Almofala. Sobre el primer aspecto relacionado con la recuperación se trataría de acometer la consolidación definitiva y la restauración selectiva de las fábricas interiores y exteriores del monumento, considerado Bien de Interés Cultural (BIC).

Asimismo, la recuperación de parte de sus niveles originales hacia el interior del barrio, permitiría la posibilidad de hacer accesible el monumento, si bien la consolidación y restauración deberá estar precedida de los estudios y análisis previos necesarios para determinar el estado real del monumento a través del estudio geotécnico y dendrocronológico y el análisis de carbono y de morteros, entre otros.

Según ha mantenido el arquitecto municipal, a preguntas de los medios de comunicación, “lo ideal” sería que el periodo de intervención fuese “el máximo que nos dejen”, si bien ha considerado que dos años serían suficientes para realizar la intervención.

“Un proyecto importante para Toledo”

El edil de Urbanismo ha mantenido que la propuesta planteada al Ministerio de Fomento responde a la estrategia del Gobierno que lidera la alcaldesa, Milagros Tolón, de “llamar a todas las puertas” para promover en la ciudad “proyectos serios y solventes, con un enfoque adecuado y dentro de una perspectiva histórica, patrimonial y paisajística importante”.

En este sentido, el edil ha manifestado que en esta solicitud concurren todos estos condicionantes “para que se nos conceda”, por lo que ha confiado en que la resolución se resuelva de manera satisfactoria para los intereses del Ayuntamiento y la ciudad, manteniendo que serán los ciudadanos quienes disfruten del resultado de la intervención que “formará parte del atractivo turístico de la capital regional y que completará de forma significativa un barrio que se encuentra en plena evolución”.

Cabe recordar que el Ayuntamiento acomete obras para una plaza pública sobre el antiguo aparcamiento de autobuses turísticos, situado en el entorno del remonte del Granadal, y cuyo resultado dará continuidad al recorrido peatonal y accesible entre la Estación de Autobuses y el Palacio de Congresos, lo que supondrá “un nuevo espacio de integración, convivencia y cohesión social, así como una nueva centralidad para Toledo”, ha dicho García.

De otro lado, Álvarez Ahedo ha explicado que el anteproyecto planteado fue redactado hace años a consecuencia de las obras de restauración ejecutadas sobre las murallas y ha ofrecido numerosos detalles sobre las intervenciones ya realizadas planteando que la situación, hoy en día, es “muy particular” pues hay “más puerta de rasante para abajo que para arriba”, con unos siete metros “totalmente enterrados”.

La falta de accesibilidad sería la cuestión a resolver, según ha mantenido el arquitecto, si bien el planteamiento es “ampliar la puerta por la zona de la cara oeste, la que da a Antequeruela” con la liberación de tres de los cuatro lados de la puerta, lo que permitirá “contemplarla en sus alturas reales y en todo su conjunto”.