El presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, ha pedido al Gobierno que “salga de las urnas” en la región el próximo mes de mayo que “apoye la caza con hechos concretos, comprometiéndose por escrito con los quince puntos que reivindican con la campaña ‘La Caza también vota’, que han presentado a todas las fuerzas políticas de la región.

Rabadán ha lanzado esta petición durante la Gala de la Caza que se celebró ayer sábado en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y en la que se dieron cita numerosos cazadores federados de todas las provincias de la región.

El presidente de la Federación de Caza de CLM pide “al gobierno que venga” que apoye la caza con hechos 1

El presidente de los cazadores castellanomanchegos ha asegurado que si la Ley de Caza actual en algún punto perjudica al cazador o a la actividad cinegética en sí, habrá que modificarla, a la vez que se habrá de “blindar por Ley” esta actividad para que no ocurra lo que ha pasado con la Ley de Caza en Castilla y León.

Rabadán recordó que hay que hacer una Ley de Bienestar Animal actualizada y acorde a las nuevas sensibilidades sociales, “pero respetando siempre la práctica actividad cinegética y los animales auxiliares del cazador, incluso cuando no están cazando, a la vez que se han de mantener modalidades tradicionales como el tiro al pichón y la caza con galgos”.

También abogó por modificar la Ley 9/99 de Conservación de la Naturaleza, porque, explicó, “no se pueden consentir normas inconstitucionales que criminalizan al titular de un coto sin ni siquiera reconocerle su derecho a la presunción de inocencia”.

En este sentido, advirtió que los cazadores y la federación son los primeros en la lucha contra el veneno y el furtivismo, “como se puede comprobar en los distintos procedimientos judiciales en los la federación se ha personado como acusación particular frente a furtivos”.

Rabadán advirtió que Castilla-La Mancha debe contar como el resto de España con una licencia interautonómica, para dejar de ser, en este caso, “una región de segunda división en materia de caza y facilitar que la gente venga a nuestra tierra”.

También defendió que hay que potenciar las medidas agroambientales, primando al agricultor que hace las cosas bien y que aporta su grano de arena a la conservación de las especies.

Y reivindicó que al menos un 10% de los retornos fiscales que en la actualidad genera la caza en Castilla-La Mancha, se reinviertan en la actividad cinegética para conseguir mejoras en la gestión.

Por otro lado, recordó que la sociedad en general, la gente de las ciudades, a los no cazadores, es necesario hacerles ver todo lo bueno que tiene la caza y como los cazadores contribuyen a la conservación de las especies, incluso especies en peligro de extinción y consideró esencial que la administración ponga en marcha la realización de campañas específicas de educación ambiental que incidan en esta línea.

Y advirtió que la Administración regional debe fomentar la caza federada y la caza social, a través de la federación, ampliando convenios y buscando fórmulas de cooperación, a la vez que también se debe apoyar a las sociedades de cazadores que ponen su tiempo y dinero en beneficio del campo y de todas las especies, también de las no cinegéticas.

Finalmente, pidió que se defienda “a capa y espada las modalidades tradicionales de caza” en Castilla-La Macha, como hace la federación, con la perdiz con reclamo, la media veda, el silvestrismo y la caza con galgo.