El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado el papel clave que ha jugado el Estado de las Autonomías, así como la Constitución de 1978, en la consecución de unos servicios públicos de calidad, gracias a la “cercanía” con la que las administraciones autonómicas y locales pueden gestionar competencias en materias como la Educación, la Sanidad, los Servicios Sociales o la Dependencia.

Así lo ha subrayado García-Page, tras recibir este viernes el premio ‘Silla de Oro 2018’ a la integración social que instituye la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras Discapacidades Físicas (ASPAYM) en la provincia de Cuenca; un acto en el que también han participado, entre otros, el vicepresidente primero de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; el subdelegado del Gobierno, Juan Rodríguez Cantos; el presidente de la Federación Nacional de ASPAYM, José Ramón del Pino; y el presidente de la asociación en Cuenca, José Luis Mota.

El presidente regional ha hecho hincapié en que, a día de hoy, “hay mejores hospitales, centros de salud o mejor atención” a la discapacidad y la dependencia porque “no todos los políticos se encuentran en el Paseo de la Castellana”, sino que, gracias a la autonomía, se pueden tratar de cerca “los problemas de esta tierra”.

En este sentido, ha subrayado la mejora que, “como locomotoras”, han experimentado competencias como la Sanidad, la Educación, los Servicios Sociales o la Dependencia en manos de las autonomías y los ayuntamientos.

En este punto, el presidente de Castilla-La Mancha ha recordado el espíritu de “igualdad” que caracteriza a la Constitución Española de 1978 en el alcance de los servicios públicos esenciales y ha reclamado al Estado la recuperación del Fondo de Cohesión Sanitaria que, ha lamentado, “hace años se ha dejado a cero”.

Un sistema, ha recordado, que permite que todos los ciudadanos de España sean tratados en igualdad de condiciones independientemente de su procedencia ante, por ejemplo, emergencias sanitarias a través de los servicios públicos que gestionan las autonomías. Es el caso, ha explicado, del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, centro de referencia nacional en el tratamiento de lesiones medulares, que recibe anualmente unos 1.100 nuevos ingresos de pacientes provenientes de todo el país y que, “hace unos años, estuvo a punto de que se devolviera al Estado”.

En la línea de la ampliación de derechos sociales y la defensa de una acción de Gobierno basada en la igualdad, el presidente García-Page ha valorado, entre otros, la incorporación de personas con discapacidad a programas como el de Termalismo Social o la puesta en marcha de las oficinas antidesahucio, que han provisto a la ciudadanía de ayuda jurídica y económica ante los lanzamientos hipotecarios. “Somos líderes en lucha contra la desigualdad”, ha asegurado el jefe del Ejecutivo autonómico.

Mejoras en la accesibilidad de Cuenca y estudios superiores de Arte Dramático

En este contexto, el presidente de Castilla-La Mancha ha defendido igualmente la implementación de medidas a favor de las personas con movilidad reducida y lesión medular en el día a día y, en concreto, en la mejora de la accesibilidad en los pueblos y ciudades de la región.

Por ello, ha reclamado el apoyo de ASPAYM para “sacar adelante” los proyectos planteados al Ayuntamiento de la ciudad para dotar a Cuenca de remontes mecánicos que faciliten, entre otros, el acceso de las personas con discapacidad física a su casco histórico.

“Tenemos la idea y el dinero”, ha recordado el presidente regional en referencia al convenio ofertado al Ayuntamiento de Cuenca para desarrollar varias de estas infraestructuras en la capital conquense, al mismo tiempo que ha destacado la importancia que estos remontes tendrían como “revulsivo económico” para una ciudad turística y cultural como esta.

Al hilo de estas manifestaciones, el presidente García-Page ha adelantado que la Escuela de Arte ‘José María Cruz Novillo’ de Cuenca ofertará a partir del curso 2019-2020 estudios superiores de Arte Dramático, como parte del plan impulsado por el Ejecutivo regional para dotar a la capital provincial de mayores recursos que la posicionen como uno de los centros neurálgicos de la política cultural del Gobierno regional.

Agradecimiento a ASPAYM Cuencaservicios públicos

El presidente regional ha agradecido el premio ‘Silla de Oro 2018’ a la integración social otorgado por ASPAYM, al mismo tiempo que ha destacado la labor y “envergadura” del resto de galardonados en esta edición. “Es un honor ser presidente, sobre todo, por poder hacer algo más que desde una posición anónima”, ha subrayado García-Page.

Durante el acto, que sirve asimismo de broche final a las conmemoraciones con motivo del 20º aniversario desde la constitución de esta asociación en Cuenca y de su ‘Semana de la Discapacidad’, se han hecho entrega de otros siete reconocimientos.

Así, el Ayuntamiento de Cubillos del Sil (León) ha recibido el premio a la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas; y se ha distinguido la labor que desarrolla el padre Ángel al frente de ‘Mensajeros de la paz’ y de Marcelino Escobar, presidente de COCEMFE Albacete.

Del mismo modo, han recibido premios ‘Silla de Oro 2018’ el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo; el Instituto de Educación Secundaria ‘Tomás de la Fuente Jurado’, de El Provencio (Cuenca); el presidente de la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (PREDIF), Francisco Sardón; y se ha concedido un premio especial con motivo del 20º aniversario de ASPAYM a Alberto del Pinto, presidente de la federación nacional de esta asociación.