El Gobierno regional ha animado a la Asociación castellano-manchega de discapacidad intelectual ligera e inteligencia límite (ACMIL) a participar del próximo Plan Extraordinario por el Empleo como entidad sin ánimo de lucro, y ha recordado que en este 2018, un total de 22 entidades sociales de la provincia de Albacete han participado en la última convocatoria, facilitando la contratación de 74 personas y recibiendo una subvención de más de 370.500 euros.

Así lo explicó hoy el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Nicolás Merino, durante el desarrollo de las VI Jornadas de sensibilización de personas con discapacidad intelectual ligera e inteligencia límite. Reconoció “la importancia de abordar en este foro, el empleo y la inserción laboral de personas con discapacidad”, y poniendo como ejemplo las 152 ayudas concedidas en la provincia de Albacete a personas con discapacidad, en la presente legislatura, por un importe de 724.079,36 euros.

Merino asistió a la inauguración de las Jornadas junto al presidente de la Diputación provincial de Albacete, Santiago Cabañero; el director provincial de Educación, Cultura, y Deporte, Diego Pérez; la diputada provincial de Igualdad, Nieves García Piqueras; el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Albacete, Federico Pozuelo; y el director gerente de Plena Inclusión, Daniel Collado.

En su intervención, el representante de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo recordó que uno de los objetivos marcados en el Pacto para la Recuperación Económica y Social del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, es atender al empleo de las personas con discapacidad, y puso como ejemplo las ayudas directas para fomentar el empleo en este colectivo. También la discriminación positiva en procesos de concurrencia y la excención de ser parado de larga duración para participar en los Planes de empleo, siempre que tengas un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

Incremento de ayudas para la discapacidad y Centros Especiales de Empleo

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Nicolás Merino también ha recordado que las ayudas para contratos de prácticas de formación y aprendizaje contemplan ayudas de 700 euros para personas con discapacidad, de 6.800 euros para la contratación indefinida; 900 euros para la adaptación en el puesto de trabajo, o el papel que desempeñan los Centros Especiales de Empleo, “cuyas plantillas deben estar formadas al menos por un 70 por ciento de personas con discapacidad”, y que en la provincia de Albacete ascienden a 16.

Por último, el director provincial de Economía, Empresas y Empleo ha resaltado la ayuda de 30.000 euros que recibe ACMIL de la Consejería de Bienestar Social dentro del Programa para el Fomento de la Autonomía Personal, y ha reconocido la contribución de este colectivo en el mundo de la discapacidad.